La provincia refuerza restricciones a quienes ingresen por trabajo o para quedarse

Omar Perotti anunció que las personas que lleguen al territorio santafesino para residir deberán cumplir un aislamiento de 14 días. Y quienes entren por cuestiones laborales, no tendrán derecho a otras actividades permitidas por fuera de la suya. Prometen sanciones.

El gobierno provincial anunció este domingo que se reforzarán restricciones para todas las personas que ingresen a territorio santafesino. Ya sea para permanecer, otra vez con una cuarentena estricta y obligatoria de 14 días, o de manera transitoria por trabajo, sin derecho a otras actividades permitidas por fuera de la laboral.

El gobernador Omar Perotti confirmó las modificaciones, que regirán desde la hora cero de este lunes, durante el reporte diario en el que se reportaron siete nuevos casos de coronavirus en Santa Fe, tres de ellos en Rosario, todos vinculados a brotes previamente registrados.

“A los santafesinos les pedimos que no vayan a los lugares donde hay circulación. Y si tienen que ir sí o sí, el mayor cuidado”, instó el mandatario, y prometió que “habrá sanciones” para quienes no cumplan con estas nuevas limitaciones.

Detalló que “desde ahora regirá la misma acción que regía al comienzo cuando regresaban personas del exterior” y amplió: “Cualquiera que no resida en la provincia e ingrese para quedarse, deberá cumplir obligatoriamente con 14 días de aislamiento”. Lo mismo para residentes que salgan y regresen a sus casas.

También ajustarán clavijas para quienes entren por motivos laborales. “Los que son Santa Fe y trabajan en zonas de aislamiento, porque hay circulación del virus –como Buenos Aires, Chaco o Córdoba–, van a poder realizar su actividad pero en su regreso deberán permanecer en su domicilio, sin poder participar de ninguna de las actividades que se han ido exceptuando”.

Estos trabajadores quedarán, entonces, sin posibilidad de disfrutar de salidas recreativa, ni deportivas, ni de reuniones familiares o afectivas –ni en otras casas ni en bares–, entre otras situaciones que se fueron reabriendo en Santa Fe.

Las únicas excepciones de las que dispondrán estos ciudadanos serán “instancias iniciales de abastecimiento de alimento, farmacia y asistencia médica de ser necesaria”, precisó Perotti.

Y agregó que “lo mismo va a ocurrir con personas de otras provincias que trabajan aquí”. Es decir, podrán desarrollar sus actividades laborales con normalidad en territorio santafesino, bajo los protocolos sanitarios vigentes, pero no tendrán permiso para ninguna salida que exceda su trabajo.

En otro orden, Perotti observó que “hay decaimiento en el uso del barbijo” en la vía pública de diferentes localidades a pesar de que rige su obligatoriedad. “Es obligatorio el tapaboca, que cubra además nariz y mentón. No pasó la pandemia. Hay jurisdicciones con las que actuamos que tienen un alto nivel de contagio”, recordó.

Y en ese sentido, sobre la vigencia en Santa Fe de la fase 4 –que pasó del aislamiento obligatorio al distanciamiento– advirtió: “Todas las instancias que hemos ido recuperando pueden volver atrás”.

Fuente: Rosario3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *