La tecnología reemplazara a los jueces de linea en el próximo US OPEN

En los últimos días hubo grandes novedades con respecto al tenis y el Abierto de Estados Unidos. El Arthur Ashe, el estadio principal del predio de Flushing Meadows podrá recibir a los tenistas y de esta manera, disputarse una nueva edición del US Open, desde el 31 de agosto al 13 de septiembre.

Por supuesto, será muy distinto a lo que estábamos acostumbrados hasta ahora y la tecnología tendrá mucho. Con motivo de cuidar la salud de todas las personas que participarán, esta herramienta reemplazará a algunas personas.

Por ejemplo, solo habrá un árbitro principal, salvo en las dos canchas centrales, que contarán con jueces de apoyo. Pero, la tecnología sustituirá a los jueces de línea en el US Open. Esto quiere decir que la decisión de si una pelota fue buena o fue mala será tomada por la tecnología y no por los jueces de línea.

Además, el torneo de dobles masculino y femenino se reducirá a 32 duplas, mientras que lo habitual es que participen 64. Para colmo, solo podrán participar tenistas que no jueguen singles.
Tampoco habrá un torneo de clasificación y los cuadros principales de hombres y de mujeres se conformarán a partir de los 120 primeros lugares del ranking de la ATP y WTA, más 8 jugadores que reciban una invitación.

En cuanto a los “Ball boys”, habrá 3 en cada cancha, salvo en el Arthur Ashe y el Louis Armstrong, que tendrán 6.

Por supuesto, no habrá espectadores. En ninguna instancia estará permitido esto. Además, se realizarán pruebas de COVID-19 periódicas. Los organizadores también piensan incorporar más vestuarios, para que exista una mayor distancia entre los jugadores.

También está previsto que tanto los jugadores como sus integrantes de equipo se alojen todos en un mismo hotel, con los protocolos sanitarios correspondientes y los testeos habituales. Los jugadores fueron informados que no tendrán que cumplir con la cuarentena obligatoria una vez que lleguen a Estados Unidos.

Por último, en el caso que los tenistas deban viajar desde un país que no tenga abiertas sus fronteras y las aerolíneas no puedan viajar desde allí, estos tendrán que viajar a través de un vuelo privado hasta Nueva York o alguna ciudad desde la que puedan viajar. Esto es algo que complicará a los tenistas argentinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *