Lavagna: “La única discusión que vale la pena para reactivar la economía es como levantamos las lonas de las fabricas”.

Así lo manifestó el candidato a Presidente por Consenso Federal al participar del segundo debate presidencial organizado en la Facultad de Derecho de la UBA. Lavagna centró su exposición en explicar propuestas concretas para reactivar la economía, para generar puestos de trabajo y mejorar el acceso a la vivienda. Asimismo, fue elogiado por los otros candidatos en varias oportunidades.

En el momento de la presentación, Roberto Lavagna retomó su discurso de cierre en Santa Fe, al remarcar que “los errores que no se reconocen son errores que se repiten”, y agregar que “en eso los argentinos tenemos mucha experiencia y por eso cada 15 años tenemos una crisis”. En esta línea, señaló que lo que sucede en Chile “demuestra que los pueblos no tienen una paciencia infinita”, y concluyó: “Mejor que asumamos esa responsabilidad”.

Comenzando con la primera temática, Lavagna aseguró que la Seguridad no debe responder “ni al gatillo fácil, ni a la mano dura”. Exigió “ni la fascinación de algunos funcionarios por las armas, ni por hacer explotar todo”, y pidió “no tener mano flácida para defender a nuestras familias”. Lavagna abogó por una política de prevención para los delitos cotidianos como los robos y las entraderas, y manifestó que”la mejor manera de evitar excesos es una formación profunda de las fuerzas de seguridad y al mismo tiempo, el reconocimiento social por el papel que cumplen en el marco de la ley”. Por último, sostuvo que los delitos de violencia de género “deben ser penalizados con todo el peso de la ley”.

En el bloque de Empleo, Producción e Infraestructura, Lavagna explicó que “son 3 elementos desafiantes y ninguno tiene solución en una economía como la actual, con 8 años de estancamiento y los últimos 2 de retracción”. Remarcó la importancia de “poner en marcha una política de empleo para absorber los 200.000 puestos nuevos que deben crearse por año”, y pidió promover políticas “para las pymes, que permitan bajar costos de contratación y aumentar el capital de trabajo”, y también impulsar “un programa de formación para jóvenes y ‘nini’ ”. En esta línea, destacó que “por la dotación de recursos que tiene Argentina, podemos crecer 4% por año y duplicar el ingreso de los argentinos en una generación, creando más trabajo, aumentando la producción y trabajando en infraestructura”.

Por otro lado, Lavagna criticó a “los amigos de la actual política económica que siguen insistiendo en que primero hay que estabilizar para después crecer, pero una economía en marcha es lo único que va a permitir estabilizar las variables”. Para concluir, dijo que “con Urtubey recorrimos infinidad de fábricas que tenían sólo la mitad de las máquinas trabajando y las otras tapadas con lonas. La única discusión que vale la pena hoy para reactivar la economía es cómo levantamos esas lonas para crear empleo”.

El tercer eje del debate giró en torno a Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado, y al respecto, el candidato indicó que “nada más lejos del federalismo que el proceso de expansión permanente del conurbano bonaerense”. Por ello propuso “un replanteo territorial del país para cambiar algunos de los estímulos que traen a tanta gente a los grandes conglomerados”. Así, insistió en una política crediticia, tributaria y de estructura a favor del interior, en una nueva ley de coparticipación y en impulsar “las economías regionales que tienen un enorme potencial”.

Respecto a la calidad institucional, Lavagna afirmó que esto “empieza por aumentar el control sobre los presidentes” y rechazó el uso reiterado de elementos como los DNU porque “han ido avanzando sobre los otros poderes del estado”. “El Congreso debe recuperar su rol de autoconvocatoria y su poder de control del Estado, y el Poder Judicial merece protección”.

El eje final de debate fue Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda, y allí Lavagna expuso que “los últimos dos gobiernos confundieron desarrollo social con reparto de planes. Desarrollo es integración social y eso pasa por el trípode salud, educación y trabajo. Nuestra sociedad corre el riesgo de acostumbrarse a la pobreza. No hay memoria de que hubo un país distinto con sólo 4% de pobreza”. También manifestó que “el compromiso en la lucha contra la pobreza debe ser total”.

Así, insistió en un plan que genere 2 millones de puestos de trabajo y mencionó temas complementarios como discapacidad, género, conectividad y saneamiento. Sobre medioambiente, expresó que Argentina cumple con los requisitos mundiales, pero remarcó que “tenemos una responsabilidad especial con el agua y la protección de las especies”. Respecto a viviendas, Lavagna indicó que “hay 3.200.000 viviendas faltantes” y se dirigió al Presidente: “Siempre defendimos a los tomadores de créditos UVA y pedimos modificar la cláusula de indexación. Me pone muy contento lo que Macri acaba de anunciar, después de muchos meses de un drama para la gente”.

Hacia el cierre, los seis candidatos contaron con un minuto final. En este marco, Lavagna concluyó: “Hemos escuchado los crujidos del aparato político existente en Argentina. A riesgo de ser considerado ingenuo, permítanme proponerles un acuerdo de mínima de tres puntos: Primero, que nadie que tome el poder va a creer que va a tomar el poder todo y para siempre. Segundo, que el diálogo, aún defectuoso como este, sea un componente permanente de la vida política argentina. Tercero: que el crecimiento y la creación del empleo deba ser tomado como un dato de acuerdo básico entre todas las fuerzas políticas. Esto, los argentinos lo merecemos, y particularmente, los más jóvenes. ¡Viva la Patria!”.

En zona de camarines y cerca del candidato presidencial estuvo su Jefe de Campaña, Armando Torres; el Diputado Nacional, Marco Lavagna; el candidato a Diputado Nacional, Alejandro “Topo” Rodríguez; el ex Embajador ante la OEA, Rodolfo Gil; su jefe de Equipos Técnicos, Leonardo Madcur; y su vocero, Brian Giménez.

Dentro del recinto donde se llevó a cabo el debate estuvo presente el candidato a Vicepresidente de la Nación, Juan Manuel Urtubey, la Diputada Nacional Graciela Camaño; el candidato a Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Eduardo Bali Bucca; el candidato a Diputado Nacional por Jujuy, Alejandro Snopek; el Diputado Nacional por Mendoza, José Luis Ramón; la candidata a Diputada Provincial, Florencia Casamiquela; la candidata a Diputada Nacional, María Liliana Schwindt; a Senador Nacional, Ramiro Marra; a Legislador por la Ciudad de Buenos Aires, Eugenio Casielles; la candidata a Diputada Nacional por la ciudad de Buenos Aires, Maia Volcovisky; el candidato a Jefe de la Ciudad de Buenos Aires, Matías Tombolini; el candidato a Diputado Provincial, Fernando Rozas, y el dirigente Juan José Amondarain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *