Lavagna pidió “Unión y concordia porque la polarizacion erosiona la democracia”.

El candidato a presidente se refirió a su minuto de cierre en el debate y sostuvo que “después de escuchar los enfrentamientos que hubo, me pareció que hacía falta poner alguna cuota de unión y optimismo”.

En diálogo con Fernando Bravo en Radio Continental, y luego de que los conductores le ponderen los dichos del líder de Consenso Federal en su minuto de cierre, Lavagna señaló: “Las sociedades profundamente divididas, como parece estar la nuestra, no progresan.

Siempre hay que buscar niveles de concordia para salir adelante”. Y agregó: “Cuando hay polarización, nunca se fortalece la democracia. Cuando hay polarización, es tan duro el enfrentamiento que se va erosionando la calidad democrática”. “Por eso asocié la situación que se vive en Chile para decir “ojo que los pueblos no tienen una paciencia infinita””, completó.

A pesar de su reproche por el poco tiempo con el que cuentan los candidatos para desarrollar “ideas de fondo” sobre las temáticas del debate, el ex Ministro de Economía se mostró satisfecho por su performance y pidió “que se trabaje en mejorar la dinámica a futuro”.

Al ser consultado sobre el confrontamiento entre los dos candidatos que se ubicaron en los primeros lugares en las PASO, Lavagna eligió retomar sus dichos en el primer debate realizado hace ocho días en Santa Fe: “Algo que señalé en el cierre del primer debate es que los errores que no se reconocen son errores que se repiten. Esto vale para los dos que salieron primeros en las PASO. Las cifras económicas que tuvieron los últimos dos Gobiernos son pésimas en ambos casos. Y, al decir esto, también se incluye que tuvieron una pésima gestión social”.

Asimismo, Lavagna retomó la importancia que le dio al hambre en el primer debate y dijo que “lo primero es atender a los comedores que han duplicado la cantidad de niños que asisten a las escuelas y comedores, con la correcta implementación de la Ley de Emergencia Alimentaria”.

En segundo lugar, resumió: “Después viene la solución de fondo, que es poner en marcha la economía. Eso permitirá generar trabajo, para que se dignifique a los ciudadanos que son asistidos. Por eso hablé de un programa de dos millones de puestos de trabajo en cuatro años”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *