Los Beatles y el fútbol

Los Beatles son una de las bandas de rock más importantes del mundo. Su música marcó un antes y un después en la historia, tanto en lo que tiene que ver con la industria musical con los demás aspectos de la vida en general.

Si bien el deporte no ocupó un lugar central en los días de la banda, el fútbol estuvo presente a lo largo de los años. Viniendo de una ciudad portuaria como Liverpool, que tiene dos equipos importantes dentro de la Premier League, no podía pasar desapercibido esto. 

Incluso, un jugador del Liverpool, Albert Stubbins, y uno del Everton, Dixie Dean, ocupan un lugar en la tapa del disco “Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band”.

Lo cierto es que no todos los Beatles están relacionados con el fútbol de la misma manera. Mientras que John Lennon era hincha del LiverpoolPaul McCartney tiene en su corazón un lugar para el EvertonRingo Starr es fanático del Arsenal y George Harrison era el que más desinterés tenía por el fútbol.

Incluso, según las personas que más tiempo estuvieron cerca de la banda, Lennon era el más amigo de la pelota. Durante la etapa en la que la banda viajó a la ciudad de Hamburgo en Alemania, los Beatles tenían poco tiempo para relajarse, pero a veces lo hacían con la pelota.

Existen distintas versiones no oficialmente confirmadas en las que se habla de que John Lennon se hizo hincha de Racing cuando el equipo del “Chango” Cardenas le ganó la Copa Intercontinental al Celtic. Durante una entrevista, le preguntaron a John si le gustaba el fútbol y él contestó: “La verdad que no. ¿cómo se llama el equipo que juega contra el Celtic? ¿Racing? ¡Ey! ¡Me gusta Racing! ¡Viva Racing! ¡Soy de Racing!”. El odio entre los ingleses y los escoceses, tuvo mucho que ver en esta declaración.

En cuanto a Paul, en una oportunidad se lo pudo ver en la tribuna alentando al Everton. Se trató de la final de la FA Cup de 1968 entre ese equipo y el West Bromwich Albion, la cual perdió el equipo favorito del creador de “Yesterday”. También concurrió a otra final de la copa entre Everton y Liverpool en 1986, cuyo triunfo fue para los “Reds”.

Como si fuera poco, Paul tuvo la chance de ver en vivo y en directo a Lionel Messi, ya que también fue parte de la final de la Champions League que el Barcelona y el Manchester United protagonizaron en  Wembley en 2011.

“Mi padre nació en Everton, mi familia es oficialmente del Everton, así que si se trata de un derby o una final de Copa inglesa entre ellos, debería apoyar al Everton. Me hice amigo de Kenny Dalglish (ídolo del Liverpool), que había venido a verme y me dije ‘¿sabes qué? Voy a apoyar a los dos porque no tengo esa cosa católica (Everton)- protestante (Liverpool), así que tuve que obtener un permiso especial del Papa para hacer esto. Los apoyo a los dos, aunque si hay una definición entre los dos, soy del Everton”, dijo Paul a los medios.

En 2017, antes de presentarse en la ciudad de San Pablo, los jugadores del Corinthians utilizaron una camiseta que tenía la frase “#Sing4LifePaul” en referencia a la campaña de donación de órganos que apoyaba el músico. En 2012, en la primera vez de Paul cantando en Uruguay, el Liverpool de aquel país lo nombró socio de honor.

Dos años después, previo al partido entre Uruguay e Inglaterra por el Mundial de Brasil 2014Luis Suárez  le hizo una entrevista online a Paul y bromearon mucho sobre fútbol y música. El “Pistolero” le terminó pidiendo que en el caso de que la “Celeste” eliminara a InglaterraPaul hinchara por ellos en lo que restaba de la Copa del Mundo.

Paul también se lo puede ver jugando al fútbol con el resto de músicos de la banda Wings, que formó con su exesposa Linda McCartney, en los últimos minutos del video de “Mary had a Little lamb”. En el videoclip de “Pipes of Peace”, también puede verse a soldados ingleses y franceses jugando  un partido de fútbol y años más tarde aparecieron fotos de él y su banda jugando al fútbol en la granja que tenía el cantante en Escocia.

George era el Beatle más desinteresado por el fútbol, la única vez que se conoce que haya ido a ver un partido de fútbol se remonta a cuando tenía 14 años y vio  la final entre el Aston Villa y el Manchester United por la Final de la Copa inglesa de 1957.

En el caso de Ringo, él es fanático del Arsenal debido a que su padrastro era de Londres y caa vez que podía lo llevaba a la cancha.

Una de las relaciones más cercanas con este deporte la tuvieron los 4 músicos juntos cuando en 1965 le enviaron un telegrama a Bill Shankly, el director técnico del Liverpool, deseándole suerte en la final de la Copa inglesa. Hoy en día ese pedazo de papel está exhibido en el Hotel Shankly de aquella ciudad y dice: “La mejor de las suertes, muchachos. Los estaremos viendo por la tele. John, Paul, George y Ringo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *