Los gastronómicos están en alerta por las cuotas de los servicios del 2020 que están por vencer

Carlos Mellano, de la Asociación de hoteleros y gastronómicos de Rosario, hizo un repaso de lo acontecido el año pasado, de los beneficios que hubo en cuanto a pago de impuestos y servicios y trazó un panorama de la actualidad.

Los gastronómicos están mirando con preocupación las cuentas por vencer; las que se acumularon durante 2020 y las que empezarán a llegar este año.

Carlos Mellano, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera, Gastronómica y Afines de Rosario, marcó que hay tres escenarios a partir de la obligación de pagar todas esas cuentas: “el escenario nacional, en donde se desarrolla la pelea de nuestra federación con respecto a recuperar la ATP; el provincial, donde hay una ley que se está por reglamentar que dice que no tenemos que pagar el impuesto inmobiliario ni la compensación de los ingresos brutos, y el municipal, en el que trabajamos con el Poder Ejecutvo y con algunos concejales para ver el desenvolvimiento de la Tasa General de Inmuebles y el DREI, que se devenga si hay actividad; una alÍcuota sobre la base imponible. La Municipalidad está estudiando qué herramientas nos puede entregar”.

En cuanto al nivel de actividad del año pasado, el empresario recordó: “dijimos hace bastante que de Rosario mucha gente no se iba a ir y que eso nos dejaría un escenario potencialmente optimista, de oportunidad. Pero hay que aclarar que con la gastronomía estamos trabajando, con el rosarino y con quien viene desde ciudades aledañas. pero tenemos una restricción horaria. Con una mayor amplitud en la nocturnidad podríamos mejorar nuestra recaudación; pero el horario es condicionante, sobre todo para los comercios que tienen un ambiente más desestructurado, con mayoría de jóvenes. Hay determinados nichos de mercado a los cuales las restricciones han perjudicado y también hay que saber que mucha gente no concurre por el problema sanitario”.

“La realidad es que la gastronomía tiene ahora sus gastos operativos y los gastos contraídos en 2020”, amplió Mellano. “El 90 por ciento de los comerciantes alquila y más allá de los beneficios otorgados por el estado, los contratos son privados y el inquilino quiere recuperar su renta”.

Si la Municipalidad, al igual que la provincia, declarara la emergencia en el sector, Mellano avizoró que “en un contexto de incertidumbre, cualquier herramienta que el estado pueda dar al sector privado será bienvenida. pero los estados también la están pasando mal. Hay que bregar por mantener a las actividades funcionando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *