Los trabajadores de Rock&Feller’s reclamaron por sus derechos laborales

Anoche se realizó una enérgica movida en las dos sucursales de Boulevar Oroño y el Shopping Alto Rosario, en pedido por el pago correcto del aguinaldo y otras cuestiones.

Los trabajadores de Rock&Feller’s realizaron anoche una enérgica movilización en sus dos restaurantes de la ciudad de Rosario, en el Boulevar Oroño y el Shopping Alto Rosario, en reclamo por el pago correcto del aguinaldo, que se suma a una serie de «irregularidades».

Así lo contó el delegado Facundo Paiva: «La movida fue por cinco cuestiones en particular: el pago correcto del aguinaldo a 5/6, ya que pagaron el 50% y el bar apenas estuvo cerrado un mes; y el 100% de las licencias médicas que tambén fueron recortadas».

«Además de los sueldos en general, también reclamamos por una compañera que tuvo problemas con un certificado médico y la empresa desde marzo le paga solo 14 mil pesos por mes, cuando le corresponde el doble».

Y denunció: «Pedimos representación sindical en la sucursal de Oroño, donde hay muchísimos aprietes a los compañeros y no dejan entrar a los delegados; sin ir más lejos, yo fui hace tres días y el mismo gerente me amenazó con sacarme con la policía».

«Todo esto al margen de la mala registración, que no pagan las horas nocturnas ni las horas extras, pagan mal las vacaciones, aguinaldos y todo lo que se puede llegar a desprender del trabajo en negro. Cualquiera que presente un certificado médico tiene que renegar para cobrarlo, les cambian los horarios y les hacen la vida imposible con amenazas», siguió.

El delegado del bar temático aclaró que «la movida fue en los dos locales, la gente del Alto marchó en caravana hasta Oroño cerca de las 11 de la noche. Mientras tanto la gerencia sigue con su postura rígida, los trabajadores ya no quieren saber más nada, aceptamos los cambios por la pandemia pero la empresa lo único que hace es maltratarlos».

«Acordamos que se trabajará con normalidad este fin de semana, con una tolerancia cero a los aprietes. Ayer fuimos más de cien trabajadores movilizados y si el lunes no tenemos una respuesta firme por los cinco reclamos que estamos planteando, se volverán a tomar medidas sindicales», sostuvo Paiva.

Por último, con respecto a la persecución sindical, agregó: «Yo tengo un juicio de desafueros que me iniciaron por un reclamo con cacerolazo por motivos legítimos como la correcta registración de los compañeros. Después de eso me empezaron a mandar cartas documentos por cualquier cosa y me iniciaron un juicio por argumentos insostenibles».

Fuente: Conclusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *