Luciana Salazar no perdonó a Fernando Iglesias: “Decime tontita que me excita”

Todo comenzó tras un tuit de la rubia, en el que dijo que un país muy poderoso “le está pasando factura al gobierno”.

El escándalo por el Vacunatorio VIP ya cruzó las fronteras. La noticia llegó a diferentes partes del mundo y todos repudian el comportamiento de Ginés González García, que fue desvinculado de su cargo luego de que Alberto Fernández le pidiera la renuncia. En la Argentina fueron varias las celebridades que se refirieron a la polémica, y una de ellas fue Luciana Salazar, que volvió con sus famosos tuits políticos.

“Me dicen que con mucha inteligencia un país muy poderoso le está pasando facturita al gobierno”, escribió, y Fernando Iglesias no se demoró en salir al cruce. “Si era con mucha inteligencia no te preocupes, no hablaban de vos”, contestó irónico.

A la rubia no le gustó que se burlaran de ella y lo enfrentó. “Como te calientan mis tuits Fernandito. Que me subestime un diputado tan mediocre como vos es un halago. Decime tontita que me excita”, retrucó. El también escritor y periodista dio por terminada la conversación con una frase lapidaria: “Puede ser. Es lo único que me calienta de vos. Y tampoco son tuyos”.

Salazar siempre dio que hablar por sus comentarios sobre la política. Tiempo atrás, se especuló que era Martín Redrado quien le daba letra para escribir. Sin embargo, ella lo desmintió en varias oportunidades.

En octubre de 2019, luego de que Cinthia Fernández la acusara de recibir dinero por sus comentarios, se presentó ante la Justicia para que la investigaran. En el documento que salió a la luz en aquel entonces, figuraba que Salazar se autodenunció por la infracción del artículo 303 del Código Penal, que refiere al lavado de activos. Según la normativa, este tipo de delito tiene previsto una condena entre tres años y diez de prisión.

En su presentación, Salazar también le reclamó a la mediática que presentara pruebas para sostener su acusación. “Soy una persona pública que se gana el dinero por los contratos celebrados con marcas y/o productos, es decir que suponer que utilizo dinero de todos los argentinos de manera ilegal (evasión o lavado de activos) hace que quienes pretenden contratarme dejen de hacerlo al tener sospechas que soy una persona que realiza actos de corrupción al recibir dinero del erario público sin declarar para publicar determinados temas en mis redes sociales”, recalcó la modelo en su escrito.

Su medida no solo surgió por los rumores que instaló la ex de Martín Baclini, sino también por los dichos de la periodista Carla Czudnowsky de Bendita, que había deslizado algo similar. La bomba sexy solicitó que ambas sean citadas a declarar para que presentaran evidencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *