Macri en campaña: “La negación como método”.

Según la real academia española, “la negación es un mecanismo de defensa que consiste en enfrentarse a los conflictos negando su existencia o su relación o relevancia con el sujeto. El término negación psicótica se emplea cuando hay una total afectación de la capacidad para captar la realidad. Es algo muy difícil de interpretar”.

Sergio Alcázar

La Ministra Patricia Bullrich, el ultimo miércoles, puso en escena nuevamente la idea, “la elección no sucedió”, instalada como una verdad irrefutable dentro de los basamentos del espacio “Juntos por el Cambio”, una oración repetida, rezada en susurros mientras recorren las cuentas de “un rosario” como una plegaria que intenta inyectar optimismo entre los suyos a un mes de las generales  y que deja flotando en el escenario del oficialismo un estado de alineación y obstinación contra la verdad, que preocupa bastante.

Tanto Macri como Pichetto, también se encargaron de reafirmar que lo sucedido el 11 de agosto ultimo en las PASO,  fue solo una ilusión caprichosa que afectó simultáneamente a casi el 70% del electorado, porcentaje de votantes que le dieron la espalda al presidente en las urnas, aunque el mandatario se esfuerce en convencer a  propios y extraños que no hay “nada que preocuparse”, porque le asisten todas las razones para decir que “eso nunca ocurrió”.

No solo es negación política también económica, esta semana el INDEC desvistió todos los errores del gobierno de Macri, la balanza de pagos con un fuerte déficit, el aumento del 8,4% en la deuda externa y hasta la agencia Moody´s advirtió de una nueva calificación en baja para la Argentina, todo esto esta pasando mientras los funcionarios del oficialismo ni se enteran o miran para otro lado, total el no sucede es aplicable, con amplitud admirable.

En la calle la gente la esta pasando mal, la emergencia económica no es solo un pedido político de campaña de la oposición sino un verdad irrefutable de necesidad humana, según el informe “distribución del ingreso”, del Indec, precisó que el 60% de los habitantes ganan menos de $20.000, lo que marca un gran deterioro en el bolsillo del argentino de pie y un retroceso del 2,5% de la economía, además las ventas en los supermercados bajaron 12,7% en julio, nada mal, para “que no suceda”.

La inflación de agosto fue del 4% con una acumulada anual del 54,5% y el índice de pobreza que se conocerá el lunes de acuerdo al estudio que lleva adelante el Observatorio de la deuda social de la UCA rondaría el 35% y podría terminar a fin de año en un 37%, números que duelen y que nos llevan a replantearnos hasta que punto el ajuste implementado se confunde con la desidia y con la insensibilidad social o simplemente es consecuencia del empecinamiento de negar su existencia.

Bajo la consigna #SiSePuede, Macri relanzó su campaña para recorrer 30 ciudades en un mes, la salvedad de esta iniciativa es que todas estas localidades elegidas fueron favorables a “Juntos para el Cambio” en Agosto ultimo, es decir que el sentido de esta estrategia es afianzar los votos obtenidos, evitar la fugas de sufragios y no ir a buscar nuevos electores en territorios esquivos, esos que le permitan sostener las ilusiones que tratan por ahora en vano, de mantener activas parte del espacio gobernante para ir al balotaje el 27 de octubre, todo muy extraño para ser cierto, pero muy lógico dentro del protocolo “eso no paso”.

El silencio  y la desaparición del escenario político de Marcos Peña en el ultimo mes y medio es una señal inequívoca que todos no están tan convencidos en la hazaña de revertir el resultado electoral, el jefe de gabinete reapareció esta semana para pedirle a los ministros que se involucren en la fiscalización de las elecciones, muy poca participación para alguien que supo ser identificado por la mayoría como “el cerebro de campaña” del actual presidente aunque nos desvelan las “dudas” de saber si lo que estamos contando, quizás, “no sea cierto”.

Hasta Lilita “mística” Carrio eligió el camino del “retiro espiritual”, bajó los decibeles de su verborragia combativa y después de muchos días de no saber de su paradero, regresó puntualmente para culpar a los ministros de Macri porque según su particular punto de vista, le entregaron la elección al PJ y además pidió a los fiscales que no se muevan de las mesas hasta las 3 de la mañana, ¿no era que Smartmatic era confiable para conocer rápido el resultado del escrutinio?, algo no cierra o tal vez, tampoco pasó.

A un mes de las elecciones generales del 27 de octubre, el panorama pinta esquivo para el gobierno de Macri, las encuestadoras señalan mas de 20 puntos de diferencia entre el “Frente de Todos” y “Juntos Por el Cambio”, estos sondeos de opinión dan por tierra con cualquier expectativa de ir un balotaje, mientras algunos de los dirigentes mas representativos de la “ex Cambiemos” continúan augurando un contundente triunfo en las próximas elecciones generales, gran parte de los argentinos siguen esperando por una mejor calidad de vida, tan difícil la tienen que a ellos no les funciona como al presidente el decir que lo que están padeciendo, “jamás sucedió”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *