Mala Praxis: Fue a sacarse cálculos en la vesícula y murió.

Una mujer de 60 años falleció en una clínica privada en la localidad bonaerense de San Francisco Solano, partido de Quilmes, tras habérsele practicado una laparoscopia en la que, según le informaron a la familia después, se le perforó el intestino, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió en la Clínica del Niño y la Familia de San Francisco Solano donde, según denuncia la familia, María Esther Providenza ingresó a realizarse una laparoscopia para retirarse unas piedras de la vesícula.

En la denuncia consta que el 21 es dada de alta pero que al llegar a su domicilio presentaba dolores intensos y supuración desde la herida, por lo que es trasladada nuevamente a la clínica, donde es intervenida pero a las horas fallece.

“El domingo al mediodía le dieron el alta. Cuando fue a su casa el lunes a la noche estaba con dolores. El martes a la mañana volvieron a la clínica y ahí me llama mi cuñado y me dice que un médico le dijo que tenía perforado el intestino”, señaló Jorge Providenza, hermano de la víctima, quien radicó la denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *