Marco Lavagna: “Tenemos las leyes, hay que aplicarlas”.

El Diputado Marco Lavagna aseguró que el espacio de Consenso Federal votará la ley para la ampliación de la emergencia alimentaria, pero pidió que “se apliquen las leyes que ha votado el Congreso en el pasado”, como es el caso de la Ley 25.724, sancionada en diciembre de 2002, que planteaba un Programa de Nutrición y Alimentación Nacional.

“Muchas herramientas, que estamos votando, están en esa ley. Votamos normativas que después parecieran quedaran olvidadas. En esa ley de dice que existe un consejo. ¿Alguien sabe que existe? ¿Alguien lo convocó? Lamentablemente, no”, explicó el diputado, refiriéndose a la Comisión Nacional de Nutrición y Alimentación, que plantea el artículo 4 de la ley, que se encargue de diseñar las estrategias, fijar los criterios y mecanismos de control para la correcta implementación del Programa.

Respecto al proyecto tratado de emergencia alimentaria, el Diputado declaró que sus compañeros de Consenso Federal lo iban a aprobar y recordó que el frente liderado por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey “planteó, cuatro días posteriores a las PASO, elevar el presupuesto a los comedores infantiles, para pasar a destinar de $27 a $50 por almuerzo y cena”.

“También hemos planteado, al Poder Ejecutivo, que asegure la apertura de las escuelas los fines de semana. Se necesita que el estado ponga todos los recursos a disposición, porque los niños no comen de lunes a viernes sino todos los días”, agregó.

A su vez, Lavagna solicitó “incorporar al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca para que se coordinen los distintos programas”. Destacó que “el Ministerio de Agricultura de Estados Unidos tiene un presupuesto de 170 mil millones de dólares y destina el 70% a programas de nutrición” para que se pueda evolucionar en la atención de las necesidades nutricionales en diversos puntos del país de una manera más eficiente.

Por último, Lavagna solicitó integrar en la emergencia alimentaria el inciso “G” del artículo 5 de la Ley 25.724, para que el INDEC haga un índice de inseguridad alimentaria, de acuerdo a las normas mundiales. “El instituto oficial de nuestro país debe realizar un mapa georeferencial de situación de riesgo para poder hacer un seguimiento serio y saber si las políticas alimentarias se aplican de manera correcta”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *