Más marcas se suman al boicot publicitario en contra de Facebook

El boicot publicitario surgió en respuesta a la posición neutral de Facebook ante el discurso de odio que ocurre dentro de la plataforma.

Coca-Cola anunció que retirará la publicidad de la marca de todas las plataformas sociales a nivel mundial por 30 días, y aunque indicó que no formaría parte del boicot en contra de Facebook, dijo que utilizaría este tiempo para reevaluar sus políticas publicitarias. James Quincey, el presidente ejecutivo de Coca-Cola Company, dijo a CNBC que esperaba “una mayor responsabilidad y transparencia de nuestros socios de redes sociales”.

La refresquera es la más reciente marca en anunciar su pausa publicitaria en redes sociales, ya que el mismo viernes 26 de junio Unilever anunció que se sumará al boicot en contra de Facebook, informó CNBC. Sin embargo, a diferencia de otras compañías, la empresa también retirará los anuncios de Twitter por lo que resta del año. 

“Hemos decidido que desde ahora hasta al menos fin de año, no publicaremos anuncios en las plataformas sociales Facebook, Instagram y Twitter en Estados Unidos”, dijo la empresa en un comunicado de prensa el 26 de junio. “Continuar publicitándonos en estas plataformas en este momento no es de valor para las personas ni para la sociedad. Estaremos monitoreando la situación y volveremos a visitar nuestra posición actual si es necesario”, continúa.

El boicot fue organizado por varios grupos de defensa de derechos civiles quienes han alentado a anunciantes a detener sus campañas publicitarias en la red social durante el mes de julio como respuesta al “fracaso reiterado de Facebook para abordar de manera significativa la gran proliferación de odio en sus plataformas”, dice un comunicado de prensa publicado en el sitio Web de la Liga Anti-Difamación.

CNET HOY

Las noticias más importantes de la industria de la tecnología, todos los días.

“Está claro que Facebook y su presidente ejecutivo, Mark Zuckerberg, ya no son simplemente negligentes, sino complacientes en la difusión de información errónea, a pesar del daño irreversible a nuestra democracia. Tales acciones alterarán la integridad de nuestras elecciones a medida que avanzamos hacia 2020”, dijo Derrick Johnson, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP).

Los grupos civiles que apoyan la campaña #StopHateforProfit (Detén el odio por ganancias) argumentan que Facebook amplifica las voces de los supremacistas blancos, permite publicaciones que incitan a la violencia y no detiene a los “malos actores que usan la plataforma para hacer daño”. 

El 24 de junio, Verizon se sumó al boicot en contra de Facebook e indicó que dejaría de de anunciarse en Facebook e Instagram hasta que la red social “pueda crear una solución aceptable que nos haga sentir cómodos”.

El 23 de junio, la heladería Ben & Jerry’s comunicó que se uniría al boicot y le hizo un llamado a Facebook para que “tome medidas más enérgicas para evitar que sus plataformas sean utilizadas para dividir a nuestra nación, suprimir a los votantes, fomentar y avivar las llamas del racismo y la violencia, y socavar nuestra democracia”.

Ese mismo día, el estudio de grabación Magnolia Pictures anunció su participación en el boicot y escribió en Twitter que: “En solidaridad con el movimiento #StopHateForProfit, Magnolia Pictures ha optado por dejar de anunciarse en Facebook e Instagram, comenzando de inmediato, al menos hasta finales de julio. Estamos buscando un cambio significativo en Facebook y el fin de su amplificación del discurso de odio”.

Otras compañías que actualmente forman parte del boicot son Eddie Bauer, Patagonia, The North Face, REI, entre otras. El Wall Street Journal reportó el 18 de junio que la agencia digital 360i alentó a sus clientes a unirse al boicot, entre los cuales está McCormick & Co., Discover Financial Services y Unilever.

Por su parte, Facebook anunció el 26 de junio que la compañía actúa rápidamente para reducir este tipo de discurso dentro de la plataforma y también adoptará nuevas políticas contra el discurso de odio.

“Específicamente, estamos ampliando nuestra política de anuncios para prohibir las afirmaciones de que las personas de una raza, etnia, origen nacional, afiliación religiosa, casta, orientación sexual, identidad de género o estatus migratorio específicos son una amenaza para la seguridad física, la salud o la supervivencia de los demás. También estamos ampliando nuestras políticas para proteger mejor a los inmigrantes, migrantes, refugiados y solicitantes de asilo en los anuncios que sugieren que estos grupos son inferiores o que expresan desprecio, despido o asco hacia ellos”, dijo Zuckerberg. 

El 23 de junio Facebook compartió los avances que ha hecho la compañía para reducir el discurso de odio en la plataforma. La red social citó un reporte de la Comisión Europea que indica que Facebook está revisando los reportes sobre discursos de odio más rápido que nunca. Facebook evaluó el 95.7 por ciento de las notificaciones de discurso de odio en menos de 24 horas, en comparación con el 81.5 por ciento de YouTube y el 76.6 por ciento de Twitter, según indica el reporte. 

“Si bien reconocemos que tenemos que hacer mucho más, estos resultados sugieren que nos estamos moviendo en la dirección correcta”, escribió Guy Rosen, vicepresidente de integridad de Facebook en el blog de la empresa. 

Zuckerberg recibió fuertes críticas por defender la postura neutral de la plataforma ante las recientes publicaciones de Trump relacionadas con las protestas que han ocurrido tras la muerte de George Floyd. Como respuesta, el ejecutivo dijo que la red social revisaría sus políticas internas, aunque es posible que no se realicen todos los cambios esperados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *