Mendoza: A un año del doble crimen pedirán la inimputabilidad del único detenido

Los abogados de Gilad Pereg (38), único imputado y detenido por el doble crimen de su madre Lily Pereg y su tía, Pyrhia Saroussy ocurrido en enero pasado, pedirán la inimputabilidad del acusado a un año del hecho ocurrido en la localidad mendocina de Guaymallén, se informó hoy.

“En caso de llegar a juicio, pediremos la declaración de inimputabilidad”, adelantó el abogado de Pereg, Maximiliano Legrand. “Nuestro planteo va a girar en que el jurado determine con certeza si existió una condición de inimputabilidad en Gilad Pereg, o existió una situación intermedia entre la imputabilidad y la inimputabilidad, circunstancia extraordinaria de atenuación“, dijo el letrado.

Esa situación se daría, según dijo, “en caso hipotético de que llegáramos a juicio, porque todavía es posible que no se llegue a debate dado que aún falta que nosotros pidamos el sobreseimiento y lo resuelvan los jueces”, contó este miércoles.

Para él, “tanto fiscales, jueces y la defensa estamos todos de acuerdo que hay una patología psiquiátrica, para los scales a pesar de existir esa patología él es imputable.

Nosotros consideramos que no, pero también la postura intermedia diría que esa patología que tiene tuvo alguna incidencia en el comportamiento, y en ese caso se podría otorgar una pena atenuante”, concluyó el abogado.

Las hermanas israelíes Lily Pereg y Pyrhia Saroussy fueron vistas por última vez el 12 de enero de 2019 en la casa del imputado, ubicada en calle Roca al 6000 de localidad de Guaymallén.

El 26 de enero, una semana después de radicada la denuncia de paradero, la Policía Científica con ayuda de perros encontró los cuerpos enterrados de ambas, tapados con piedras y tierra en el interior del predio donde vivía Pereg.

El hombre quedó detenido el 25 de enero, y horas después fue imputado por la fiscal Claudia Ríos por el doble crimen. Desde entonces está alojado en el penal San Felipe, donde mostró comportamientos extraños y aseguró ser “un gato”.

El israelí está imputado por “homicidio agravado por el vínculo y por el uso de arma de fuego”, y en caso de ser juzgado será un jurado popular mendocino el que decida el fallo.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *