Mirabella: “En diciembre vamos a comprobar si Lifschitz fue un buen administrador”.

Así lo afirmó el diputado provincial Roberto Mirabella al referirse al gesto que espera del actual gobernador de tener previsto el dinero para el pago de sueldos y aguinaldos.

La transición se ha roto hace un tiempo, la falta de predisposición del Frente Progresista en brindar la información sobre la realidad de la situación financiera de la provincia ha provocado un fastidio y enojo inocultables en el entorno de Omar Perotti.

Mirabella no anduvo con ambages para señalar que “el gobernador Lifschitz ha mentido en público porque dice una cosa y hace otra totalmente diferente además lo catalogó como un muy mal perdedor que debería llamarse a silencio y tratar de colaborar con el gobernador electo”.

Un hecho que determinó el quiebre de las relaciones entre los espacios que disputaron la gobernación en junio último, fue el presupuesto provincial 2020 que debía haber sido presentado por el equipo de Omar Perotti después del 10 de diciembre, cosa que no será así, al respecto Mirabella manifestó: “Es una maniobra que nos llamó la atención, fue la gota que colmó el vaso porque Lifschitz no cumplió con su palabra”.

El legislador del PJ también recordó que “Lifschitz tampoco cumplió con evitar llevar adelante licitaciones y adjudicaciones sin tener los recursos presupuestarios. Si uno adjudica una obra y no tiene los recursos para financiarla es una promesa en el aire y un problema para el gobierno que viene. Es el Estado el que genera un compromiso que tiene que cumplir porque hay un contrato firmado”, sentenció.

Roberto Mirabella dio su opinión sobre los dichos de Miguel Lifschitz que había expresado en varias oportunidades que habla seguido con Perotti: “El gobernador dice eso porque está en falta. Ha mentido públicamente- reiteró- , dice una cosa y después hace otra. Debería hablar menos y cumplir con lo que le pide Perotti y garantizarle el funcionamiento normal del Estado después del 10 de diciembre y no dejarle una gran cantidad de problemas a punto de detonar, enfatizó .

Para terminar Mirabella dejó una frase que retrata muy puntualmente el pensamiento del espacio del gobernador electo sobre la actual transición: “Vamos a comprobar si Lifschitz fue un buen administrador, si en diciembre está la plata para pagar los sueldos y el aguinaldo, sobretodo si tiene aprovisionada la masa salarial de los meses de enero, febrero y marzo del 2020”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *