Misceláneas de la política nuestra

La política santafesina esta atravesando por un terreno de ebullición, con masiva participación de medios y de periodistas que ya blanquearon posturas eligiendo bandos y poniéndose a trabajar en consecuencia, defendiendo y criticando, pero siendo fieles a las causas que abrazaron. Las operaciones estuvieron a la orden del día generando reacciones y respuestas. A continuación presentamos la carta del menú de esta semana:

El senador Armando Traferri le pidió a Alejandra Rodenas (por los buenos tiempos)  que de por finalizada la causa en su contra por el juego clandestino, el Senado de la provincia votó una resolución que habilita a la vicegobernadora, quien es también presidenta de la cámara respectiva a tomar esa decisión, una pelota de plomo le arrojó Traferri para que ataje su compañera de ruta en el “Nuevo Espacio Santafesino”. “No quieran saber no le pregunten a nadie” las cosas que estarán pasando por estas horas por la cabecita de la ex jueza.

Mientras el resto del peronismo espera expectante el devenir de los acontecimientos en la causa que implica al legislador sanlorencino, desde el seno del gobierno sigue inalterable la decisión de que la justicia continúe con la investigación hasta las últimas consecuencias. En eso no hay tutía

Perotti asumió para su gestión dos compromisos, el primero esta referido a cumplir con la palabra empeñada en campaña con los santafesinos y el segundo relacionado a encarar la lucha contra la corrupción sin importar las banderas políticas que se encuentren implicadas. Poco margen entonces,  le dejó el rafaelino al deseo de Traferri, porque sin importar las consecuencias, la imputación al  senador seguirá su curso. “A los tibios los vomita Dios” suelen repetir los dirigentes del oficialismo sobre este tema, para dejar en bien en claro la firmeza con la que se tratará este suceso.  

En el Frente Progresista tampoco reina la calma; el ex legislador Eduardo Di Pollina advirtió que va a jugar fuerte en la interna del espacio Socialista para quedarse con la conducción del socialismo, aunque a priori no la tiene fácil, pues del otro lado del mostrador estará la ex intendenta de Rosario, Mónica Fein,  el afil de Miguel Lifschitz, otro aspirante a controlar el partido de “la rosa”.

En la bitácora de la disputa del poder partidario es bueno recordar algunas apostillas que abrevan a aclarar el panorama; Claudia Balague, ex ministra de educación de la provincia, y socia de Di Pollina en la aventura de la interna, era un numero puesto para ocupar el rectorado de la UNR,  que terminó en manos de Franco Bartolacci, se cuenta en los pasillos de la política domestica que la dirigente cedió el lugar en manos del espacio CREO para recibir un cheque en blanco a cobrar en la ventanilla política en el 2023, esto nos podría dar una pista hacia donde pondrá alguna ficha Pablo Javkin, en política casi siempre “dos mas dos terminan siendo cuatro”…

Otro que acompañará con atención el proceso eleccionario en el partido Socialista es Miguel Cappiello y de manera muy cercana a la lista que encabeza Di Pollina. Es bueno recordar que el doctor es un hombre ligado a Antonio Bonfatti, tanto que fue el jugador propuesto por su persona para ser precandidato a disputar la senaduría provincial por el departamento Rosario en el 2019.  Hay verdades que nunca serán confesadas, pero desde el sector del ingeniero rosarino le bajaron el pulgar, es más, ni siquiera lo dejaron anotarse en la partida, recuerdan con enojo los cercanos al ex senador. Fue Fein la que participó y padeció una contundente derrota contra el PJ, en el entorno del ex ministro de Salud de la provincia, cuentan que nunca digirieron ese mal trance.

Lo que queda por revelarse es saber si ese resquemor aun existe para que el avezado dirigente socialista,  porque llegado el momento y como pinte el resultado en la elección del 18 de abril en el partido, eso puede ser un empuje para que se convierta en postulante para ir por la senaduría nacional. Hay muchos actores dentro del Bonfattismo que verían con buenos ojos un mano a mano Lifschitz-Cappiello. Un convite que puede ser tomado por algunos dirigentes como una revancha y que atraparía la atención de todos con el cartel de entradas agotadas, inclusive.

Quien pasó por Rosario y sumó su granito de arena a la incertidumbre del actual escenario político de Santa Fe fue Patricia Bullrich. La ex ministra de Seguridad nacional  afirmó que no lo quiere a Lifschitz en una alianza. Para el ex gobernador es cada vez más improbable que se alineen todos los planetas de la oposición detrás suyo. Las PASO serian el 8 de agosto por lo que el presidente de la camara de Diputados tendría hasta mediados de junio para confirmar su participación. Como diría un amigo hoy Lifschitz “tiene mas dudas que Samantha”, y razón no le falta.

Amalia Granata se puso el sayo de opositora todo terreno y no se guarda nada a la hora de la critica de la gestión de Omar Perotti. La periodista, caña en mano, salio a pescar oportunidades, entiende la ex panelista que mostrarse fervientemente opuesta al oficialismo siempre paga y esta dispuesta a hacer bien los deberes, no vaya a ser cosa que al momento de armar las listas le pidan su boletín de calificaciones. El Frente Progresista y Cambiemos siguen de cerca su desempeño, ella lo sabe y actúa en consecuencia.

Pero no todas son buenas para la periodista porque en la semana le hizo un duro desplante a Cinthia Fernández ante un pedido de Ángel de Brito para que se saquen una foto juntas. La panelista y futura candidata a diputada nacional por Buenos Aires en el partido Unite – el mismo que cobija a Granata – le tomó la patente a la diputada del espacio ProVida y promete una devolución de gentilezas. “El que ha hierro mata a hierro muere”; a Granata le salió una rival de temer, con lengua picante y que puede competirle de igual a igual en los campos de la exposición mediática. Cosas de pañuelos verdes y celestes y como pinta la cosa, pañuelos van a ser falta….

El vacunatorio VIP, los feroces cruces en Cambiemos entre Roy López Molina y otros dirigentes del espacio por la confesión -que hizo publica – de haberse vacunado del mandatario municipal Pablo Javkin. La postulación anticipada de Renata Ghilotti para ser candidata a intendente en el 2023, son algunos temas más que decoraron el paisaje de la política santafesina

Y eso que aún no comenzó la campaña, háganse una idea de lo que nos espera.

Ojalá, la salud acompañe…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *