Moody’s dice que el riesgo político profundizará el malestar económico.

La agencia calificadora de riesgo crediticio Moody’s sostuvo que “la situación económica y financiera de Argentina seguirá en contracción ante un aumento del riesgo político”, según señaló en un informe.

“El resultado de las elecciones primarias nacionales de Argentina desencadenó una severa reacción del mercado, a raíz de lo cual el gobierno anunció varias medidas, como la congelación de los precios de algunos productos, los controles de capital y el `reperfilamiento´ de la deuda soberana.

Estas iniciativas son negativas para el perfil crediticio del soberano, de las provincias y los municipios, y para la mayoría de los sectores empresariales”, destacó Moody’s Investors Service en un nuevo informe.

“La difícil situación económica, la volatilidad monetaria, la alta inflación y la actual incertidumbre política generan un entorno crediticio negativo y añaden presión sobre las finanzas del gobierno”, afirma Gersan Zurita, Senior Vice President de Moody’s.

“Las provincias y los municipios tendrán problemas de liquidez como resultado de la dificultad para refinanciar los vencimientos de deuda ante la restricción del acceso a los mercados”, añadió el documento.

Más adelante, Moody’s puntualizó que “las condiciones actuales del mercado debilitarán significativamente la calidad de los activos bancarios, a medida que la capacidad de pago de los créditos se deteriora y los costos de financiamiento aumentan. A partir de las elecciones primarias, ha habido una disminución de los depósitos, y el total de depósitos en dólares en bancos privados disminuyó un 23% en las últimas tres semanas”.

Moody’s remarcó que “el debilitamiento de las perspectivas de crecimiento también limitará las perspectivas de negocio de las aseguradoras, mientras que la alta inflación y la volatilidad seguirán presionando sus resultados técnicos”.

Finalmente, el documento de la agencia crediticia subraya que “si bien los altos costos de financiamiento y el aumento de la inflación perjudicarán a muchas empresas argentinas, los exportadores se verán favorecidos por la depreciación del peso”.

Moody’s espera un debilitamiento de la cobertura de deuda corporativa y de la liquidez en los próximos 12-18 meses “ante una inflación persistentemente alta y mayores costos de financiamiento”.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *