Muerte en la Sala de espera: El fallecimiento del anciano en la guardia del Hospital Centenario fue por “deceso natural.

El deceso del anciano que esperó cinco horas y media en la guardia del Hospital Centenario fue por “muerte natural”, según el resultado de la autopsia que se le practicó en el Instituto Médico Lega y cuyo resultado fue difundido hoy por el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Juan Carlos Borini, de 69 años, había sido llevado para su atención médica el martes pasado y, por la alta demanda de pacientes, se demoró su ingreso a la guardia. Fue mientras esperaba a los médicos, sentado en una silla de ruedas, que se produjo su fallecimiento.

El preinforme de la autopsia revela que se trató de una “muerte natural, sin lesiones de origen traumático” y se observó “líquido citrino abundante a nivel pleural y peritoneal, cirrosis hepática, sangre en cavidad gástrica, hipertrofia cardíaca con induración de arterias coronarias”.

Fiscalía informó, además, que se secuestró libro de guardia del día de la muerte, se tomaron testimonios a personas que se encontraban en la sala de espera, se pidió el registro de las cámaras de seguridad del hospital del día previo y del día del hecho para corroborar datos aportados.

Vale recordar que, según informaron familiares de Borini, el día anterior a su muerte había sido ido al Centenario porque sentía una dolencia y que, pese a la recomendación de los médicos para que quedara internado, se retiró. Volvió al día siguiente, que fue cuando falleció.

La fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Valeria Piazz Iglesias, a cargo de la investigación, solicitó exámenes anatomopatológicos del cuerpo de Borini, para lo que se preservaron materiales genéticos para dicho examen. También, requirió el informe del Ministerio de Salud, que inició un sumario administrativo.

La directora del hospital, Lorena Frontini, admitió que “la demora en la atención existió” y la atribuyó, entre otros factores, a la “alta demanda de pacientes” que se da en esta época del año. No obstante, ordenó que se inicie una investigación interna para que se esclarezca el episodio.

La muerte de Borini desató una fuerte polémica por las demoras en la atención médica en los centros de salud pública. Los propios profesionales de la salud advirtieron sobre la falta de personal para atender la alta demanda que se da por la proliferación de enfermedades estacionales.

Sandra Maiorana, la secretaria general de la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra), señaló que el aumento de la cantidad de consultas es “habitual en esta época”, dijo que la situación es critica en los hospitales por “la crisis social” y señaló que “las guardias excedidas de pacientes y es dificultoso poder trabajar”.

Fuente: La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *