Muerte en la sala de guardia: El Ministerio de Salud de la provincia inició un sumario para investigar el hecho.

Un hombre de 64 años murió en la sala de guardia del Hospital Provincial del Centenario tras esperar más de cinco horas para ser atendido, al respecto, la directora Lorena Frontini, admitió que la espera existió y la adjudicó, entre otros factores, a la alta demanda de pacientes que se da en esta época del año y destacó que no hay ningún profesional que haya sido separado de su función preventivamente porque “no hay motivos para ello”.

Juan Carlos Borini tenía 64 años, padecía diabetes y falleció el martes pasado a las 21.30 tras esperar cinco horas y media que lo atendieran en la guardia del efector. La noticia trascendió un día después, cuando los pacientes que estaban en el hospital viralizaron un video en el que se lo vio sin vida sobre una silla de ruedas en la sala de guardia.

Esa alta demanda de pacientes, había sido puesta de manifiesto a mediados de este mes por los sindicatos que nuclean a los profesionales de la salud, que habían advertido que se trabaja bajo presión y con saturación de horas.

Además, en el ámbito municipal el sindicato que nuclea a los trabajadores había destacado que en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez  faltan empleados de limpieza, mucamas y enfermeros como consecuencia de dos causas principales: el aumento de demanda estacional y la mayor cantidad de pacientes que llegan al ámbito público tras haber quedado sin empleo y perdido su obra social.

La directora del Centenario detalló ayer que la víctima “había consultado en guardia por patología crónica”, admitió que “la espera existió” y detalló que “en la actualidad se está en un periodo de alta demanda” de atención médica.

Frontini indicó además que “al momento de su ingreso a la guardia, el paciente se encontraba en paro cardiorrespiratorio. Se realizaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar sin respuesta”, además la funcionaria indicó que “se están analizando todas las circunstancias relacionadas al caso”.

Los voceros de la cartera sanitaria también hicieron hincapié en la alta demanda de atención que se da en los hospitales por estos días, lo que alarga los tiempos de espera de los pacientes. No obstante, no pudieron precisar cuánto es una espera promedio hoy en un hospital provincial, porque esa realidad “es variante según el día, la hora y el efector”.

Según relataron algunos testigos que ese día estuvieron largas horas junto a él esperando ser atendidos en la guardia, en un momento comenzó a sentirse mal. “Se sentía muy mal, descompuesto, le dolía el pecho y no podía respirar. Nunca lo atendieron”, señaló una de las pacientes en declaraciones periodísticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *