Nace la Cámara de Intermediarios y agentes del fútbol en Argentina: “Vamos a dignificar y transparentar la actividad”.

Tomás Dvoretzky

Como en todo ámbito, hay personas que ejercen de manera correcta, y otras que, por desconocimiento, ignorancia, o negligencia, lo hacen de forma ilegal/antireglamentaria, perjudicando en este escenario puntual al jugador/a, clubes, y a quienes cumplen con las normativas que regulan determinada actividad.

Con el objetivo de institucionalizar la profesión e un marco de transparencia y asegurar la capacitación y un nivel de excelencia en sus asociados, un grupo de intermediarios registrados en la AFA, creó la Cámara de Intermediarios y agentes del fútbol en Argentina.

El objetivo es dignificar, transparentar y emprolijar una actividad que goza de mala reputación debido a la informalidad y la inobservancia de las normas vigentes. Unirse para que cada vez, más agentes encuentren en la transparencia y cumplimiento de normas, la seguridad necesaria para poder ejercer, lo que por decantación brindará más tranquilidad a las entidades, clubes y futbolistas, quienes son los grandes perjudicados.

¿Cómo surge la Cámara?

La experiencia en esta profesión me fue llevando a mí como al resto de los integrantes, a encontrarnos con malos manejos que terminaban por perjudicar a todos los actores que intervienen en este preciado deporte. Hablando entre representantes, y compartiendo esta problemática, resolvimos juntarnos, dado que entendemos que organizados podemos gradualmente mejorar el funcionamiento de una actividad que abusa de las malas prácticas; y termina afectando al fútbol en si mismo.

¿Cuáles son los objetivos?


En primer lugar, armonizar, transparentar la actividad, que el funcionamiento sea acorde a la reglamentación vigente y se advierta el impacto positivo que muchas veces tiene, pero que tantas otras, se ve opacado por quienes actúan en forma desleal y en detrimento de los intereses de las partes (llámese clubes, técnicos, jugadores y/o intermediarios).

¿Cuáles son puntualmente las problemáticas que los llevaron a armar una asociación?

En primer lugar, que haya gente ejerciendo la actividad, sin contar con la habilitación que FIFA y AFA exigen a tal efecto (registro de intermediario otorgado por la pertinente Asociación), lo cual deriva en la inexistencia de un seguro de responsabilidad civil que cubra eventuales daños que se pudieran causar en el ejercicio de la actividad.

Asimismo, quien está registrado debió superar una entrevista ante personal de AFA, en la cual debe acreditarse idoneidad y determinado manejo/conocimiento de reglamentación emanada de FIFA, AFA, así como derecho laboral local.. Sin perjuicio de ello, son muchos los que invocan el carácter de “agente-representante-intermediario”, sin haber cumplido con los recaudos y exigencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *