Newells – Central: Locuras de clásico

Cuando la pasión no acepta razones.

Resulta redundante hablar de que el clásico rosarino  genera en los hinchas una adrenalina que escapa a cualquier estudio ontológico. Una ansiedad urgente de sentimientos que necesitan ser expresados.

Para los hinchas acompañar al equipo de sus amores vale cualquier sacrificio.

En la víspera de uno de los partidos más pasionales del futbol argentino, muchos afirman que es el primero en ese rubro, resulta imposible de analizar las expectativas que siempre trae consigo. Las imágenes de simpatizantes velando por conseguir una entrada no admite ningún análisis, ¿Es normal pasar la noche a la intemperie para obtener un lugar en el clásico? , para esos hincha que estuvieron en el acampe, seguro que la respuesta es sí.

En tiempo de descuento para el partido más esperado en Rosario, ya se palpita en cada rincón de la ciudad, algunos podrán sufrir el encuentro desde la tribuna, otros le harán el aguante al equipo de sus amores acompañando como se pueda. Habrá cábalas, apuestas y bromas como siempre, mientras sea en paz todo está permitido, porque al fin de cuentas, el futbol solo es un juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *