Newells goleó a Huracán y mira con mas optimismo su futuro.

Newells necesitaba imperiosamente volver a la victoria, la derrota ante Velez dejó secuelas  había que dar rápidamente vuelta la pagina, La lepra volvió al coloso y se reencontró con el triunfo indispensable.  Establecido con actitud y juego. Cosechando puntos tan necesarios como impostergables.

Newell’s volvió a Rosario y se reconcilió con sus cualidades. Una de ellas es la determinación para jugar. Y para atacar. Para arrinconar al adversario en esa demostración indispensable cuando se actúa de local. Es en esa predisposición cuando el equipo de Kudelka exhibe solidez.

La síntesis de esa idea de juego que pregona Kudelka, la de utilizar los espacios se dio cabalmente después de un centro para Huracán, mal ejecutado, le queda la pelota a Cacciabue que encabeza un contragolpe que termina en un pase exacto apara Formica que entrando al área, la cruza contra el palo derecho marcando el primero, golazo por concepción y utilización de la pelota en velocidad y precisión.

Newells manejaba la pelota con criterio, retrocedía achicando espacios hacia su campo para salir rápido hacia el campo contrario, en esa idea de juego trabajada sobresalían Julián Fernández y Cacciabue que brindan equilibrio al equipo.

Pero la lepra tiene sus debilidades, mal pase de Lema es interceptado por Coniglio y el remate del ex Central desde la puerta del área y con la fortuna de un roce en el camino termina por colarse por arriba de Aguerre para marcar el empate.

Pero Newells después de algunos minutos de incertidumbre llega otra vez al gol, a los 33 tras otro gran centro del uruguayo Gabrielli, Lema llega para redimirse de su error con un gran golpe de cabeza clavó la pelota contra el ángulo izquierdo del arquero quemero, dos a uno y otra vez el local en control del partido.

En el complemento la dinámica de la etapa inicial comenzó a hacer sentir en los futbolistas el desgaste físico, y si bien Newell’s controlaba el trámite por la carencia de ideas de Huracán, la mínima diferencia no dejaba espacio para el descuido y ponía al resultado en el estadio de incertidumbre.

La visita tenía buenas intenciones pero solo se quedaba en eso, quería pero no sabía cómo ni tenía con qué. Entonces Newell’s en un instante liquidó el partido, Gabrielli-de buen partido- recibió a los 20 la pelota en las inmediaciones del área rival, y se animó a pegarle al arco, la fortuna de un desvió y la dirección del envió hicieron el esto y la colgó de un ángulo.

El partido fue de ahí en más, una larga agonía para la visita y una posibilidad latente para Newells en cada ataque de ampliar la diferencia, lo perdió Albertengo de cabeza tras otro medido centro de Gabrielli. Hubo tiempo para un penal cometido por Perez contra Albertengo tras una gran asistencia de Rodrigo Salinas.

Cristian Lema ejecutó la pena máxima con autoridad para marcar el cuatro y decorar un resultado que quizás parece abultado pero que resulta por demás justo por lo hecho por ambos equipos en el cotejo.

Newells ganó jugando un buen partido, con las convicciones que le inculca su entrenador, sabiendo que tiene que corregir algunos errores producto de desacoples de juego, tiene el material y la idea de cómo jugar cada partido, eso resulta en épocas de presiones extremas un tesoro invalorable para edificar un futuro de optimismo en un escenario que preocupa a los hinchas de la lepra.

Newell’s: Alan Aguerre; Angelo Gabrielli, Cristian Lema, Santiago Gentilletti y Mariano Bíttolo; Jerónimo Cacciabue, Julián Fernández y Mauro Formica (25′ Denis Rodríguez); Leal (78′ Salinas), Lucas Albertengo y Maximiliano Rodríguez (87′ Villarruel). DT: Frank Kudelka.

Huracán; Antony Silva; Gonzalo Bettini, Saúl Salcedo, Mariano Bareiro y Walter Pérez; Lorenzo Faravelli (75′ Vieyra), Adrián Calello, Mauro Bogado (55′ Garro) y Rodrigo Gómez; Coniglio y Andrés Chávez (55′ Briasco). DT: Juan Pablo Vojvoda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *