Newells mejoró en la segunda etapa y pudo llevarse un empate frente a San Lorenzo

El fútbol como cualquier deporte es por puntos, los goles son los que marcan la diferencia y permiten ganar partidos. Newells está necesitado de buenos resultados, el promedio es una preocupación que aguarda agazapada a la vuelta de la esquina del próximo torneo.

Esta tarde en el Bajo Flores a Bidoglio se le presentaba una buena oportunidad para sumar de a tres, porque San Lorenzo el rival de turno traía consigo una pesada mochila de pobres rendimientos y escasa cosecha de unidades.

El partido arranco con muchas precauciones, el conjunto de Almirón fue el que mas intento jugar con Belluschi, Castellani y Fertoli tratando de armar el circuito para arrimar peligro al arco de Aguerre. Precisamente el arquero de Newells fue el responsable de que el local no abriera el marcador.

Tiro libre de Belluschi, volea de Senesi y remate de Salazar fueron los responsables de remates que tenían destino de gol y que Aguerre con notables intervenciones se encargó de evitar se transformaran en conquistas.

Sobre el final del primer tiempo tras un córner de San Lorenzo y en un sin fin de rebotes en el  área leprosa, Blandi abrió el marcador, en una jugada que genero polémica porque los jugadores de Newells protestaron al árbitro porque entendían que el delantero termino empujando la pelota dentro del arco con la mano.

El segundo tiempo tuvo la mejor versión de Newells en los últimos tiempos, Bidoglio adelanto al equipo en el campo, de esa manera Rivero y Cacciabue se hicieron dueños de la mitad de la cancha. Se complementaron mejor Formica, Insaurralde y Maxi Rodríguez para acompañar a Luis Leal.

Fueron 25 minutos donde la lepra hizo todos los méritos para el empate, primero un cabezazo de Insaurralde en la boca del arco que se va apenas desviado, luego Maxi  que le pega desde la puerta del área apenas arriba del travesaño tras buena asistencia de Leal.

A renglón seguido otra vez Insaurralde recibió  un pase en profundidad de Formica para quedar solo frente a Monetti y el arquero santo le ahogo el grito de gol.

Tras el párate para tomar agua impuesto por Espinoza, San Lorenzo pareció haber recuperado en algo el control de las acciones. Newells estaba jugado en ataque, los ingresos de Figueroa y Alexis Rodríguez le agregaron mayor peso ofensivo a la lepra.

Hubo tiempo para que Reinero se perdiera el segundo entrando solo por el segundo palo tras gran habilitación de Fertoli. El partido se moría cuando Aguerre se hizo de la pelota en su área, salió rápido, se la entregó a Figueroa, centro frontal al área, la bajo de cabeza Alexis Rodríguez para su primo Maxi, este se la devolvió de primera y el joven delantero de palomita en la puerta del arco marco el empate.

Cuando la mano viene cambiada, no perder no deja de ser una buena noticia, Newells anda con los bolsillos raídos de alegrías y llevarse un empate tan agónico del Nuevo Gasómetro, es un premio por cambiar su postura en el complemento y sobretodo, por haber tenido la valentía de salir a buscar el partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *