Newells recibió un baño de realidad y cayó por 3 a 1 ante Vélez en Liniers.

El equipo de Gabriel Heinze lo superó en todas las líneas, concretó jugadas gestadas con toques de primera y sumó su primera victoria. Los goles fueron convertidos por Nicolás Domínguez a los 29 y 54 minutos de juego, y Lucas Janson a los 70. Maxi Rodríguez había empatado transitoriamente a los 36 minutos.

El conjunto de Frank Kudelka apostó desde el primer minuto a jugar de contra. Sin embargo, tuvo falencias defensivas que fueron aprovechadas por el ataque velezano y no generó jugadas de peligro que inquietaran a Lucas Hoyos. El propio DT mostró enojo al expresar en el primer tiempo el pedido de achicar líneas para no ser un equipo desconectado y largo.

En los primeros 15 minutos, Newell’s lució ordenado en el retroceso y con una dinámica aceitada en la recuperación de la pelota. Jerónimo Cacciabue tuvo mucho trabajo al igual que Alexis Rodríguez para bajar a colaborar con las marcas.

Vélez, en tanto, canalizó los ataques por las bandas, sobre todo en el sector del lateral derecho rojinegro Facundo Nadalín. La pelota siempre trató de hacerla circular por Lucas Robertone y Nicolás Domínguez.

A los 24 minutos la Lepra tuvo la primera llegada. Alexis Rodríguez trepó por la derecha y ejecutó un centro para Lucas Albertengo, quien intentó rematar, pero su marca, Lautaro Gianetti tiró la pelota cerca del palo izquierdo de Lucas Hoyos.

A los 29 llegó el grito del local. Nicolás Domínguez culminó una buena jugada ofensiva comandada por Lautaro Gianetti desde el primer cuarto de cancha, a quien nadie salió a cortar. La pelota circuló rápido y tras dos toques el mediocampista quedó mano a mano con Aguerre y definió a la derecha del portero rojinegro.

La primera etapa tuvo otra emoción. Fue a los 36 minutos. Un corner desde la derecha ejecutado por Mauro Formica se dirigía a Cristian Lema, quien no pudo hacer nada porque Lautaro Gianetti le pegó con su brazo en el aire y lo desestabilizó. Germán Delfino, estaba al lado de la acción y no dudó en cobrar penal.

En el inicio de la segunda etapa, Newell’s comenzó más replegado, a la espera de jugar de contra. El libreto fue explicado de mejor manera a los 4 minutos, cuando Formica cortó en la mitad de la cancha una salida de un defensor rival y directamente disparó al arco, ya que Hoyos estaba adelantado. La pelota no llevó peligro.

Vélez, lógicamente, quedó obligado a ser protagonista y a ser dueño de la posesión del balón, lo que mejor sabe hacer. A los 7 minutos, además, ingresó Fernando Gago, jugador de buen pie, por Gastón Giménez. Cinco minutos más tarde, a puro toque desde su primer cuarto de cancha y terminó con un centro desde la derecha que fue cabeceado por Domínguez y se fue alto.

El propio Domínguez volvió a poner en ventaja a Vélez a los 16 minutos. Después de una recuperación y toque entre Romero y Domínguez, el volante metió un frentazo que fue inatajable para Aguerre.

A los 25, Vélez dio el golpe de gracia a través de un golazo. Un lateral velezano terminó en una ráfaga de toques de primera que dejaron a Lucas Janson frente a Aguerre, quien nada pudo hacer ante la definición del atacante.

Newells se llevó de Liniers una dura lección y mucha tarea para el entrenador, la lepra no lució convincente como en las dos presentaciones de local, pecó de falta de actitud y juego para ser competitivo frente a un Velez que con un buen rendimiento desnudó todas las falencias del conjunto de Kudelka que deberá rápido dar vuelta la hoja para enfocarse nuevamente en escapar de una zona que hoy lo tiene en descenso directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *