Newells se llevó un buen empate de Tucumán que trajo algo de oxigeno a su mal presente.

En un encuentro lleno de matices, con un segundo tiempo lleno de desaciertos, el equipo de Kudelka pudo llevarse una victoria, que hubiera sido merecida por lo hecho en el segundo tiempo, Leal falló insólitamente un mano a mano en el minuto final del partido, igual el punto suma desde lo anímico para encarar con otro optimismo el partido pendiente frente a Independiente.

El partido arrancó parejo jugado en la mitad del campo, la lluvia aporto cuota de incertidumbre el tramite, Newells intentaba jugar a partir de la sociedad Maxi Rodríguez con Formica en la en la mitad de la cancha, por su parte el decano respondía con la dinámica que Acosta, Erbes y Castellani le aportaban al juego.

El encuentro se jugaba lejos de los arcos, hasta que Acosta mando un centro medido para la cabeza de Marcelo Ortiz y el testazo del defensor se fue por arriba del travesaño del arco de Alan Aguerre. En el minuto 25 se encendió el cotejo. Newells lo tuvo tras un pase largo de Formica hacia Leal quien cedió la pelota para que Albertengo marcara  la apertura, pero increíblemente solo y frente al arco, su disparo se estrello en el palo izquierdo de Luchetti.

En la contra Melano escapo por la izquierda dejo atrás la marca de Julián Fernández, pase atrás para que Javier Toledo entrando solo por el medio, acomodara el balón y con pierna izquierda la empujara a la red con Aguerre a mitad de camino en su intento de achique.

Newells siguió en su intento de controlar la pelota y generar juego a partir del retraso de Maxi Rodríguez y de una mayor participación en el juego de su primo Denis, Sobre los 37 minutos una pelota larga en dirección de Leal – de buen partido- entrando al arrea terminó en una falta penal de Bruno Bianchi.

Maxi Rodríguez tomo la ejecución de la pena máxima y desde los 11 pasos con remate fuerte contra el parante derecho del arquero del decano estampó el merecido empate. La igualdad era el resultado más acorde a lo hecho por ambos conjuntos en el partido.

Newells se fue a los vestuarios con la sensación de haber mejorado su funcionamiento con referencia a los otros partidos de visitante y con las expectativas intactas  para disputar la segunda etapa con posibilidades ciertas.

El complemento estuvo signado por las emociones, a los 4 minutos Atlético volvía aponerse arriba en el tanteador, cuando un centro de Luciano Monzón termina en la cabeza de Acosta quien se la bajo a Toledo, que también de cabeza, señaló el segundo tanto.

A los 11 minutos otro disparo de Monzón a la salida de un tiro libre hizo revolcar a Aguerre. El partido se jugaba en un constante ida y vuelta, ambos equipos perdieron el orden en la mitad de la cancha  y esa circunstancia genero un encuentro entretenido, lleno de situaciones de riesgo.

A los 21 minutos apareció Maxi Rodríguez en toda su dimensión para colar un impecable pase para la llegada de Gabrielli, centro al medio de área chica para que Luís Leal con el arco vacío estampara el nuevo empate.

Newells se mostraba mas entero física y futbolísticamente y no extraño que Rodrigo Salinas tras pase de cabeza de Formica obligara a Luchetti a una atajada espectacular al sacar el potente remate del delantero por encima del travesaño.

Más tarde lo tuvo Formica quien entrando al área por izquierda en soledad remato desviado desde una buena posición. También Bruno Bianchi peinando un centro frontal casi marca el tercero.

El final del cotejo tuvo de todo, una pelea insoluta entre Salinas y Cabral – golpes de puño por medio- termino con los dos jugadores viendo la tarjeta roja y la ultima jugada de Leal que habría permitido a Newells irse con una sonrisa del estadio del decano.

Newells logró un empate que le dejo buenas sensaciones, la imagen del equipo se recupero bastante, la actitud de los jugadores invitan al entrenador a volver a creer en sus fuerzas, en una época de vacas flacas, el rendimiento exhibido en la noche tucumana habrá dejado a Kudelka bastante conforme para esperar el futuro con renovadas expectativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *