Newells se trajo un buen punto de su visita a Santa Fe

Cuando las cosas bien complicadas lo mejor es mantener los pies sobre la tierra, no arriesgar de más, porque cualquier error se puede pagar muy caro. Bajo esa idea Bidoglio elaboro un meticuloso trámite del partido, buscando que su equipo nunca se viera superado en la tórrida tarde santafesina.

Un partido donde ninguno de los  equipos se sacó ventajas, un arranque del cotejo con ambos equipos teniendo la pelota lejos de los arcos rivales. Muchas dificultades tuvo Newells en esa primera etapa, con problemas para progresar en el campo de juego, inconexos Figueroa, Maxi Rodríguez y Formica, con lo cual Newells visitaba poco y nada el área de Nereo Fernández.

En el local solo el uruguayo Zabala ofrecía algo distinto y arrimaba cierto peligro a las cercanías de la portería defendida por el siempre seguro Alan Aguerre.  Para destacar un remate de Mauro Formica de la puerta del área a los 11 minutos que se estrelló en el palo derecho del arco de Fernández.

El segundo tiempo tuvo otra dinámica, Unión se adelantó en el campo y Newells dispuso de otros espacios, empezó a crecer la figura de Brian Rivero, con personalidad, despliegue y atrevimiento se hizo cargo de la salida ordenada de Newells desde el medio. Unión dispuso de dos jugadas claras para abrir el marcador, a los 26 minutos el ingresado Ríos exigió a Aguerre a una tapada excepcional de una pelota que tenía destino de gol.

A los 36 pudo Unión liquidar el partido cuando Lotti debajo del arco después de muchos rebotes termino tirando la pelota por encima del travesaño, cuando Aguerre en el piso esperaba con pocas esperanzas el desenlace de la jugada. Newells por su parte conto con el buen ingreso del debutante Cristian Insaurralde que a base de habilidad por izquierda genero lo mejor de la lepra en ese tramo del partido.

Formica con un remate desde la puerta del área exigió a un seguro Nereo Fernández y un rato después en un gran desborde de Insaurralde por la izquierda, su centro rasante no pudo ser bien conectado por Cacciabue que entrando por el segundo palo la tiro por arriba cuando era inmejorable su posición.

No hubo tiempo para más, fue justo el reparto de puntos entre dos equipos que no se animaron a salirse del libreto para buscar los tres puntos, para Newells es un resultado que sirve para que Héctor Bidoglio siga construyendo esa identidad de juego que le permita a su equipo sacar los puntos necesarios para salir de la difícil situación de los promedios.

Se viene el clásico, de ahora en más la mente de los jugadores y cuerpo técnico estará ocupada en preparar de la mejor manera el próximo partido, sabiendo que una victoria frente a Rosario Central puede ser el despegue hacia la consolidación del equipo que el entrenador tanto necesita para poder planificar el futuro con renovadas esperanzas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *