“No es fácil controlar el fuego con gente a la que no le importa nada”, dijo Gasparutti.

El flamante subsecretario de Gestión del Riesgo y Protección Civil, Gabriel Gasparutti, afirmó hoy que “no es fácil controlar” los incendios en las islas del Delta del río Paraná “con gente a la que no le importa nada y actúa con impunidad”.

El funcionario nacional se refirió así a la aparición de nuevos focos ígneos en las islas entrerrianas del Delta en los últimos días y no vaciló en considerarlos “una provocación”.

“No tenemos la más mínima duda de que los incendios son provocados”, dijo Gasparutti, ex funcionario santafesino designado hoy al frente de Protección Civil de la Nación.

En relación a la aparición de nuevos incendios, dijo que “no hay manera de que los focos se enciendan así. Justo coincidió con que el Concejo Deliberante de Rosario sesionó en las islas, con el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para crear el Comité de Emergencia entre las tres provincias”.

“Yo lo interpreto como una provocación”, añadió Gasparutti en declaraciones a radio “La Ocho” de Rosario.

Además, señaló sobre la labor de los aviones y helicópteros hidrantes y de los brigadistas, dado que “frente a Rosario hay 500 mil hectáreas y otras 110 mil del delta entrerriano”.

“No es fácil de controlar (los focos), menos con gente que no le importa nada”, agregó luego en declaraciones a radio Dos de Rosario.

Para el funcionario, quienes inician los incendios “actúan con impunidad prácticamente” ya que “siguen provocando focos”.

Brigadistas de distintas fuerzas de seguridad nacionales y provinciales trabajan desde hace casi cuatro meses en el control de incendios de pastizales secos que, aparentemente, se realizan como práctica previa al pastoreo de ganado en la zona del Delta del río Paraná, entre Santa Fe y Entre Ríos.

Las quemas se producen en jurisdicción entrerrianas pero el humo afecta, en mayor medida, a las localidades santafesinas ubicadas en la margen oeste del río, mientras que el fuego atenta contra la biodiversidad de la fauna y la flora que habitan en esa zona de humedales.

Gasparutti dijo que aguarda la llegada a la zona de los siniestros de peritos de la Policía Federal de delitos ambientales para hacer trabajos ordenados por la Justicia Federal.

Imputados por los incendios
En ese sentido, el fiscal federal de Santa Fe, Jorge Onel, imputó a seis personas por considerarlos autoras del delito de “causación dolosa de incendios, con peligro para los bienes”, informaron fuentes judiciales.

Se trata de hechos que ocurrieron el 30 de julio y el 5 y 9 de agosto en las islas Las Ánimas, Los Cuatro Hermanos y La Manzana, cerca de la ciudad de Santa Fe.

“La pesquisa arrojó como resultado la constatación de al menos veinte focos ígneos en distintas islas y campos de esta jurisdicción, respecto de algunos de los cuales el representante del Ministerio Público Fiscal consideró que se colectaron suficientes elementos de juicio para formular la imputación penal”, explicaron los voceros.

En el último de los casos investigados, ocurrido el domingo en la isla Los Cuatro Hermanos, uno de los acusados manifestó ser uno de los propietarios y dijo que “el incendio había sido realizado por ellos mismos, con la intención de limpiar las malezas naturales para posteriormente colocar un cercado para animales bovinos”, informó el MPF.

La dimensión de los pastizales quemados se podía medir en unos 150 metros cuadrados y al finalizar el acta el foco se encontraba extinguido.

Por su parte, una multisectorial de organizaciones ambientalistas organizó para el próximo domingo una acción denominada “Unión de las dos orillas”, que consistirá en formar un cordón de embarcaciones de remo entre ambas márgenes del río “como un gesto de integración y ruptura de fronteras políticas”.

También habrá un panel informativo, un conversatorio y la lectura de un documento de la multisectorial, precisaron los organizadores.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *