Obras en Circunvalación bajo la lupa del Concejo

La finalización de los trabajos en la arteria hiper transitada arteria estaba prevista para el 25 de febrero, pero no se concretó. Lleva más de diez años y la postergación impide controles por radares, velocidad o alcoholemia. Habrá reunión con funcionarios en el Palacio Vasallo.

Una nueva dilatación en las obras de la avenida Circunvalación “25 de mayo” es motivo cruces institucionales en Rosario.

Este jueves el Concejo Municipal aprobó una resolución para convocar a funcionarios de distintos estamentos gubernamentales para “tratar el estado de finalización de las obras, prevista para el día 25 de febrero del corriente, debido al incumplimiento de los plazos establecidos y la mora en la implementación de controles”.

Según datos de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), por esta arteria tan importante circulan alrededor de 60 mil autos diarios, entre los cuales cada tres días se produce un siniestro grave con lesionados, y en promedio se registra un muerto por mes.

Esta reforma se inició en febrero de 2009, con una proyección de ejecución de cinco años (finalmente serían diez). A la ruta nacional se la convirtió en autopista urbana con colectoras, se sumó un tercer carril en un tramo de 19 kilómetros y un cuarto entre la ruta 33 y la ruta 34.

Desde el pasado 24 de diciembre, fecha postergada de entrega de obras, esta Avenida se ha cobrado 4 víctimas fatales. Luego se anunció que la fecha de finalización sería el 25 de febrero, pero esta fecha tampoco se cumplió y no hay por el momento información oficial sobre una nueva fecha de entrega de obra.

En el expediente impulsado por la concejala María Eugenia Schmuck (UCR-Frente Progresista), y votado en forma unánime por el cuerpo legislativo, manifiesta que “la finalización de la obra de Av. Circunvalación no sólo es necesaria para concluir la etapa de remodelaciones que llevó 10 años sino también para efectuar controles sobre una de las arterias más transitadas de la ciudad.”

Y asegura que “no hay controles de ningún tipo: no sólo excesos de velocidad sino también de alcoholemia, narcolemia, uso de cascos, entre muchas otras cosas, sumado a que los accesos no son seguros.”

Entre los convocados al Palacio Vasallo figuran Lisandro Peresutti de la Dirección Nacional de Vialidad; Sebastián Kelman director Provincial de Formación y Divulgación Vial de la APSV; Mónica Alvarado, Secretaria de Transporte y Movilidad; Guillermo Turrin, Secretario de Control y Convivencia; a Gustavo Adda, Dirección General de Tránsito, autoridades del Concejo Municipal y concejales del cuerpo y a organizaciones no gubernamentales vinculadas a la seguridad vial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *