Para la jueza, Veppo “zigzagueaba temerariamente”, actuó con “desprecio” y generó “peligro”.

La jueza que indagó al periodista Eugenio Veppo, acusado de atropellar y matar a una agente de tránsito y de herir de gravedad a otro el domingo último en Palermo, le imputó el delito de homicidio con dolo eventual porque conducía “zigzagueando temerariamente”, actuó con “absoluto desprecio” y debió representarse que así “generaba un peligro”.

Así surge de la descripción del hecho  que redactó la jueza Yamile Bernan al indagar ayer al periodista en el Palacio de Tribunales, en la que además afirma que cometió el hecho “presuntamente luego de haber ingerido alcohol y/o drogas”.

La magistrada acusa a Veppo de “haberle causado la muerte a Cintita Yanet Choque y lesiones gravísimas a Santiago Siciliano, el día 8 de septiembre de 2019, momentos antes de las 3.35 horas, quienes se encontraban realizando un control vehicular y de alcoholemia sobre la mano derecha de la Avenida Figueroa Alcorta metros antes de su intersección de la calle Tagle”.

La magistrada afirma que Veppo conducía su auto Volkswagen Passat azul “incumpliendo con la reglamentación vigente al transitar a una velocidad elevada que excedía la máxima permitida en ese tramo de dicha avenida -que es de 70 km/h-, y zigzagueando temerariamente para rebasar tanto por izquierda como por derecha a los automotores que circulaban por la misma senda”.

“El compareciente, pese a la existencia de un control de tránsito debidamente señalizado con dos conos y dos carteles luminosos, no detuvo su marcha ni redujo la velocidad del vehículo prosiguiendo su trayecto, por lo cual impactó a Choque y a Siciliano”

Para Bernan, Veppo “debió haber previsto seriamente y representado que con dicho accionar generaba un peligro tal que podía causar la muerte o lesiones de terceros, no obstante lo cual y con absoluto desprecio por ello continuó conduciendo, a sabiendas que de ninguna manera, dadas esas circunstancias de manejo, podía evitar el desenlace fatídico”.

La magistrada subrayó que luego el periodista, que trabajaba como asesor en el registro de violadores que depende del Ministerio de Justicia de la Nación, “se dio a la fuga sin intentar socorrer a las víctimas”.

Ayer, al declarar como imputado ante la jueza, Veppo admitió que impactó contra “algo” pero que no detuvo su marcha por “los nervios” que le provocó la situación.

Su abogado, José Luís Ferrari, explicó tras la diligencia que si bien Veppo llegó a contestar alguna pregunta en la indagatoria, luego se solicitó la suspensión de la audiencia “porque la jueza agravó la acusación a homicidio simple con dolo eventual, lo que cambia totalmente la estrategia de trabajo”.

Las fuentes informaron que el periodista cuenta en sus antecedentes con una “probation” -suspensión de juicio a prueba- de 2014, cuando chocó con un policía, y una causa de 2018 por atentado y resistencia a la autoridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *