Para Moody’s, la nota negativa de la Argentina “puede durar varios meses”.

La agencia, una de las mayores calificadoras de riesgo internacional, expresó que la nota que recibió el país después de las PASO (ca2), tiene perspectiva a la baja.

El vicepresidente regional para la entidad, Gabriel Torres, explicó que la Argentina enfrenta cuatro desafíos crediticios en el corto y mediano plazo, que tienen que ver con la transición política, con una economía en recesión, con el default y la reestructuración de la deuda, y con un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, durante un seminario organizado en el hotel Four Seasons.

Según Torres, la transición política es uno de los desafíos, debido al fuerte impacto financiero que tuvieron el resultado de las PASO. “Las reservas cayeron alrededor de 30% en el mes posterior a las PASO, y en el 2015 (año de elecciones) había una situación similar, el gobierno se estaba quedando sin reservas”, recordó.

El segundo desafío, según el analista es el nivel de actividad, ya que “la economía no crece desde el 2011, este año podría caer 4%, y para el 2020 caería por tercer año consecutivo, ya que esperamos una disminución del 2,5% del PBI. Desde el 2011 que la Argentina mantiene un escenario de alta volatilidad”.

En cuando los desafíos de encarar una reestructuración de la deuda, Torres apuntó a la dificultad que tiene la Argentina de acceder a los mercados. “Medidos como porcentaje del PBI, los pagos que debe Argentina no son tan elevados; lo que más afecta al país es que no tiene acceso a los mercados”, dijo.

Por último, está pendiente la necesidad de un nuevo acuerdo con el FMI. Para Torres, todo indicaría que “la Argentina va a renegociar el acuerdo con el Fondo, si bien lograr mas dinero no va a ser fácil; más bien, me inclino porque el acuerdo sería extender los plazos de pago”, sería el escenario mas probable.

No obstante, alertó que “cuando el FMI hace este tipo de negociaciones exige algo a cambio, ya que los préstamos de facilidades extendidas exigen reformas estructurales, y habrá que ver si el nuevo gobierno va aceptar eso o no, será un desafío grande”.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *