Periodismo libre: “La única verdad es la realidad”.

Sergio Alcázar

Este portal de noticias se concibió con la idea de tratar de manera independiente las noticias, de salirse del libreto del mensaje condicionado por intereses externos, creemos en eso de que el periodismo es libre o es una farsa.

Cada nota realizada por los integrantes de este medio periodístico (jóvenes algunos haciendo sus primeras armas en el difícil camino de contar la realidad) actúan siempre de “buena fe” contando los hechos como ocurren, verificando la información, chequeando los datos, para nunca faltar a algo que consideramos indispensable: “la verdad”.

Así en este breve tiempo de existencia de este medio logramos anticipar muchas situaciones que en definitiva se terminaron cumpliendo, jamás nos hizo falta recibir un reconocimiento por ello, nos alcanzó con la simple satisfacción de ser respetuosos y precisos con el tratamiento de la noticia y eso si, nos llena de un gran orgullo.

Pero esta profesión siempre tiene sus “peros”,  porque en el trayecto de  contar noticias nos encontramos con las susceptibilidades de los protagonistas que generan las mismas. Nunca este medio publicará un artículo de “mala leche”, porque nos dedicamos a analizar las acciones y los hechos que generan las personas, nunca nos meteríamos con cuestiones de la vida personal, ni con la intimidad, mucho menos caeríamos en el agravio y la critica salvaje.

En el recorrido de ejercer esta profesión vamos conociendo personas con las cuales se llegan a establecer lazos de respecto y hasta de afecto, pero nuestra obligación nos lleva muchas veces a la ingrata tarea de criticar algunas de sus acciones, esto genera indefectiblemente enojo, pero la persona involucrada debería considerar esa observación periodística como si fuera un “consejo de un buen amigo” que le advierte de algún error cometido, muchas veces nuestra función también sirve para eso.

Nuestra predica es nunca inmiscuirnos en la vida privada de la gente y jamás publicar situaciones que pongan en peligro la honorabilidad de las personas, aunque conviene decirlo, en el periodismo del mundo de la farándula se ha naturalizado eso, tomándose hasta como un “juego” exponer al otro, hacer publico lo privado, eso si es literalmente de “mala leche”.

Con errores y con aciertos llevamos adelante la tarea cotidiana de informar, como se podrá apreciar no tenemos ningún sponsor o auspiciante que condicione nuestro obrar, nuestra labor esta llevada adelante con el esfuerzo y la voluntad de aquellos que aun creemos en un periodismo libre, reconociendo, eso si, que nos asisten virtudes y también defectos, llevamos el pensamiento aristotélico de “la única verdad es la realidad” como nuestra única bandera que seguiremos respetando, sin importar las consecuencias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *