“PERSONAS, NO NÚMEROS” segundo microdocumental en homenaje a las víctimas de COVID

“PERSONAS, NO NÚMEROS” la serie de microdocumentales grabados durante la cuarentena, busca contar las vidas detrás de los números de la pandemia, realizados en formato de entrevistas virtuales con familiares y amigos de las víctimas de COVID-19, estrena su segundo capítulo dedicado a Gustavo “Checha” Mallo, un argentino que estaba radicado en Italia.

Este caso es el que da origen a este proyecto. “PERSONAS, NO NÚMEROS” nace con la noticia del fallecimiento de Gustavo “Checha” Mallo, al ver una nota que le hacían a Lucila Gómez Mar, en la que repetía que por favor no se recordara a su pareja como el primer fallecido en Milán por Covid-19, sino como Gustavo o “Checha”, recuerda Jorge Ponce Betti, quien conmovido por este pedido habló con sus amigos y también directores de cine: Anahí Sinatra y Andrés Brenner, para empezar a contar juntos, las historias de vida de cada una de las víctimas que están detrás de los números de la pandemia.

 “El alma de la fiesta” (https://www.youtube.com/watch?v=-23gSgjC0dY&t=16s) pinta con anécdotas y palabras amorosas la esencia de “Checha”: un tipo alegre y divertido que disfrutaba de la vida, de su familia y amigos. Una persona simple, siempre dispuesto a ayudar a quien lo necesitara, siempre presente. Su novia Lucila, su hermana Cristina y su primo Pol, recuerdan historias junto a muchos otros amigos, quienes a través del documental se despiden de “Checha”, recordándolo con esa misma sonrisa que él les provocaba en vida.

PERSONAS, NO NÚMEROS está conformado por un gran equipo de directores, editores, productores, postproductores, músicos, planners, traductoras y artistas invitados, quienes llevan adelante esta serie documental totalmente ad-honorem. Un equipo de investigación tiene la ardua tarea de dar con la identidad de las víctimas y con los contactos de sus familiares y amigos para que luego los directores puedan ponerse en contacto, contarles sobre el proyecto y ponerse a su disposición, para comenzar la realización de los microdocumentales homenaje en caso de que estén de acuerdo. “Más allá de sentir que estamos creando un hermoso recuerdo para las familias, de alguna manera sentimos que terminó siendo un espacio en sí, y esas entrevistas les permiten hacer ese duelo que la pandemia les negó” cuentan Jorge Ponce Betti y Andrés Brenner. Anahí Sinatra agrega: “Cada vida detrás de cada número merece ser contada, por eso estamos a disposición de todas aquellas familias que deseen contactarnos para contar su historia.”

Los encuentros fueron realizados por los directores, generando espacios de diálogo donde los familiares y amigos de las víctimas se sintieran cómodos, en confianza y pudieran transitar con total libertad las emociones que afloraran durante la conversación. De esta manera los realizadores pudieron conectarse con la esencia de cada persona y lograr así contar cómo fueron sus vidas, poniéndole caras a los números que representan las cifras de la pandemia, y sobre todo ayudando a los familiares a recordar a sus seres queridos con alegría. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *