Polaroid de la política vernácula

Amalia Granata es un nombre propio que jamás pasará desapercibido. Su figura permanentemente péndula entre amores y odios, esta semana sufrió un nuevo revés, la ruptura de su bloque. Betina Fiorito dispuso armar rancho a parte, “decidimos conformar un nuevo bloque legislativo bajo el nombre Somos Vida Santa Fe. La decisión, de estrictas razones políticas, cuenta con el apoyo de dirigentes políticos, militantes, referentes sociales” expresaron desde el espacio de la legisladora santafesina.

Sergio Alcázar

En los pasillos de la política vernácula los rumores se agolpan a montones entre las mentiras nunca negadas, allí se habla de “errores” de estrategias y de malos tratos de parte de su asesor porteño hacia la dirigencia que rodea a la diputada. Granata paso de ser la tercera fuerza en el congreso provincial (seis bancas obtuvo el partido provida en las elecciones de junio del 2019) a integrar un monobloque. Las razones de este deterioro de su espacio apuntan directamente al ex funcionario de Gabriela Michetti cuando ocupaba la vicepresidencia de la Nación.

Las elecciones intermedias casi son un presente, y Amalia Granata transcurre sus días entre ofrecimientos de algún sector del PRO y la “blindada” posibilidad de armar un “dueto” con un gran elector provincial que aún no decidió su participación, solo queda esperar si madura esa iniciativa, que es la que más le cierra aunque por ahora la misma solo tenga un halo de misterio. Mientras tanto José Bonacci sigue brindándole contención política con la estructura de su partido UNITE y está a la espera que la ex panelista se decida finalmente a encabezar una lista en su espacio por un cargo nacional en la venidera justa electoral.

¿Dónde jugará Amalia? Es un enigma que carece de respuestas y que se ira develando a medida que nos acerquemos al inicio de los tiempos de campaña. La periodista representó siempre a la antipolitica, sus formas y pensamientos van a contramano de las usuales tácticas partidarias. ¿Le conviene cambiar ese camino que le ha otorgado dividendos en las urnas? El sentido común diría rotundamente que no, aunque con Amalia, nunca se sabe….

En la escudería de la ex Cambiemos, la postal recurrente pasa por reeditar las diferencias entre Federico Angelini y Roy López Molina. En la semana llamó mucho la atención la separación de la concejala Renata Ghilotti del espacio de López Molina. La edila aduce que el motivo de la ruptura  radica en fuertes diferencias en las formas de concepción y de construcción política.

El progresivo crecimiento de la figura de Rodríguez Larreta  en el escenario de Juntos por el Cambio dividió las aguas en el frente. Por un lado en el incipiente Larretismo abrevan  Roy López Molina y José Corral que se opone al Macrismo tradicional donde existe la fuerte referencia de Federico Angelini en Santa Fe, quien se sabe digitará, como es su costumbre,  los pasos a seguir y por ese camino- todo indica según lo expresa en sus redes sociales-  ira la concejal rosarina que ahora dirige al bloque “Propuesta Republicana”

En cuanto a nombres para posible grillas de partida. José Corral es uno que suena para probar suerte en la disputa para senador nacional y Roy López Molina es un precandidato cantado para diputado nacional. Habrá que ver que oponen del otro lado del mostrador del partido para saber si las listas se dirimen en acuerdos digitados o en internas, por estos tiempos, cualquier opción resulta viable.

Anda circulando un rumor sobre tratativas que lleva adelante el presidente del PRO provincial para seducir a un ex goleador de la selección nacional que tiene residencia en Reconquista para formar parte de la partida. El nombre de Batistuta empezó a sonar como una letanía, el tiempo dirá si resultó ser un deseo inalcanzable o se convierte en un gol de media cancha. Esta movida deja al descubierto que Angelini anda “flojo de papeles” al momento de exhibir candidatos competitivos.

En el Frente Progresista dejan pasar el tiempo, Miguel Lifschitz esta auto recluido en cuarteles de invierno, sigue siendo una incógnita su confirmación a formar parte de la disputa por las bancas del senado nacional. El ingeniero esta monitoreando atentamente los avances de la construcción del frente de frente (hoy más cerca a una epifanía), la grieta nacional (un temor que permanece en ciernes) y la concreción de algún acuerdo con un extrapartidario que le otorgue mayor sustento de votos a su candidatura.

Mientras espera por buenas señales,  su espacio se dedica a agudizar los sentidos para descubrir todos y cada uno de los errores de la gestión de gobierno de Perotti. La critica forma parte de una de las operatorias del espacio para mantener ocupado al electorado y para generar añoranzas. Si llegado el momento de las decisiones las condiciones no son las propicias para que juegue, Lifschitz optará por guardarse y quien ocuparía su lugar seria Pullaro, nada está librado al azar, hay un plan puntillosamente elaborado.

Pablo Javkin tuvo una semana turbulenta debido a la desaprensión social a mantener los protocolos para evitar los contagios que puso en jaque su gestión, muchos han sido los reclamos y las quejas por los hechos de masivas concurrencias en La Florida y en el evento nocturno de Posta 36.

Los rosarinos encolumnados detrás de la causa de cuidar la vida exigen al mandatario mano dura para que se cumplan las recomendaciones emanadas por la autoridad municipal, en lo electoral si Javkin no logra instalar un alfil ganador en el recambio del concejo rosarino del 2021, sus aspiraciones a futuro, estarían atadas a lo que consiga como cosecha en ese comicio intermedio.

El peronismo se puso como meta realimentar la unidad del espacio, se empezaron a mover las piezas para preparar el terreno para la elección partidaria. Ricardo Olivera seguirá siendo el presidente del partido, existe una total coincidencia de todos los sectores para que así sea.

Existe enojo puertas adentro del PJ santafesino  por la participación del intendente Pablo Corsalini y de la legisladora Lucila De Ponti en el proyecto “Usina de ideas” que pertenece al Socialismo, acompañando a diputados del Frente Progresista y al propio Miguel Lifschitz. En tiempos de festejo por el día de la “lealtad” muchos dirigentes peronistas consideraron como una afrenta a los ideales del partido la actitud de los mencionados políticos.

Roberto Mirabella se perfila para competir por el oficialismo por las bancas en juego para el Senado Nacional, Perotti necesita estar bien representado en las próximas elecciones y el senador reúne ese vital requisito de ser una persona de máxima confianza del gobernador, la incógnita pasa por saber como se acomodarán los “melones” entre los muchos carros que quieren participar dentro del partido.

Las expectativas del PJ son buenas, a pesar de la pandemia los números de las encuestas lo siguen favoreciendo y con una oposición tan dispersa, las posibilidades de triunfo en las intermedias del 2021 se mantienen intactas. Si la grieta nacional esta vigente al momento de las urnas,en el espacio toman en cuenta que Juntos por el Cambio será la primera vez que competirá sin ser oficialismo y a la hora de “los bifes” eso quizás, resentirá sus expectativas de éxito.

El peronismo santafesino busca afanosamente corregir puertas adentro actitudes individualistas y ciertas deslealtades hacia la figura del gobernador, buscando de esa manera que se cumpla una de sus máximas verdades: “ningún peronista debe sentirse más de lo que es ni menos de lo que debe ser” . Parafraseando la escala de valores impuesta por su historia, el espacio pretende instalar en sus prioridades primero la provincia, luego el partido y por último los hombres, si lo consigue tendrá asegurada la tan necesaria unidad y lo demás para bonanza de su futuro, decantará por si solo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *