Policía Santafesina: La fuerte apuesta de Perotti por Víctor Sarnaglia buscando recuperar “los buenos valores” de la fuerza.

La gestión de Omar Perotti esta decidida a poner acento en un tema que necesita un tratamiento inmediato, la inseguridad en la sociedad santafesina marco el fin de la administración socialista en Santa Fe, el gobernador sabe muy bien que su mandato estará signado por una permanente exigencia de la población de poder vivir con mayor tranquilidad.

Sergio Alcázar

En esa búsqueda de la pacificación social pretendida, el estado necesita un cambio en el “paradigma” de la policía, que ha perdido “el respeto” de la sociedad de la provincia de un tiempo a esta parte, debido a una falta de “éxito” en su función de proteger a la gente y por los reiterados casos que han involucrado a los uniformados con bandas delictivas y con el negocio del narcotráfico.

La elección de Víctor Sarnaglia como Jefe de Policía de la provincia representa una decisión sin dobleces del gobernador para implementar “un cambio radical” en la estructura de la policía y  para establecer nuevas pautas de conductas y de responsabilidades.

La historia detrás del cargo

Víctor Sarnaglia es un ex comisario general que cursó carrera en la escuela de oficiales de la Policía de Santa Fe prestando luego servicios en la Unidad Regional I de  “La Capital”, en los años 90 fue el creador de las “TOE” – Tropas de Operaciones Especiales, un cuerpo de élite de la policía santafesina para la investigación de delitos de alta criminalidad. Fue director de la Escuela de Cadetes de la Policía en la ciudad de Rosario, también fue director de la Guardia Rural Los Pumas. Se formó profesionalmente en distintas policías del mundo: Estados Unidos, Francia e Israel y hasta tuvo a su cargo el compromiso de diseñar la Policía Metropolitana en la primera gestión de Mauricio Macri como jefe de gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires.

El actual Jefe de Policía de la Provincia de Santa Fe exhala conocimiento en cada palabra que expresa, sus pensamientos sobre la fuerza policial están respaldados por la experiencia vivida y por una visión superadora de cómo debe ser el accionar de la policía y sobretodo, su convivencia con los santafesinos.

  

El ex comisario general  sostiene con convicción que el policía debe poseer “la confluencia exacta entre la teoría y la práctica” por lo cual considera que el primer paradigma a cambiar, es “la lógica de reacción  por una lógica de anticipación”, el accionar policial debe pasar de ser reactivo, a ser proactivo,  lo cual  es clave para imponer la  filosofía de una reforma que se debería implementar.

El policía tiene que estar integrado a un territorio, sumergido en la población, no debe ser tan sólo un actor represivo, sino un profesional capaz de emplear todas las facetas de su oficio, como las de saber anticipar y prevenir las dificultades, el objetivo que debe anhelar la fuerza es dar una mejor respuesta a los reclamos de la población.

Para el nuevo mandatario de la fuerza el actuar del 911, de los patrulleros inteligentes y la utilidad de los mapas delictivos pertenecen a una parte que es importante pero que solo se ocupa de lo que ya ocurrió y la función principal de la policía es prevenir que las cosas no ocurran, así como prestar contención a las víctimas de los hechos delictivos y eso no se hace mediante un teléfono sino con un acto presencial y de acompañamiento de la fuerza.

Para Sarnaglia es fundamental que exista una policía en permanente contacto con el vecino,  un “policía generalista” como lo define, que se involucre con los problemas del habitante del barrio o jurisdicción a que pertenece, que actúe como si fuera “un médico de cabecera” que diagnostique el problema y si no puede solucionarlo en su trabajo de equipo, dará intervención a los ¨especialistas¨.

Pero nunca se desentenderá del problema porque deberá controlar que “el vecino” esté siendo atendido de manera eficiente, ocupándose de realizar un seguimiento de las situaciones que participó para que los resultados sean los más satisfactorios posibles.

En tiempos de tanta violencia instalada en la sociedad con barrios enteros tomados por la delincuencia y por el negocio de la droga, es normal que los santafesinos vivan con una sensación enorme de miedo y de abandono, por esa razón Víctor Sarnaglia resalta que es imperioso un cambio de actitud y de aptitud en los policías, eso solo es posible a través de liderazgos claros, transparentes, eficaces y mediante una supervisión realista y eficiente que sea compartida con los vecinos.

Para el creador de las TOE, la fuerza policial debe recorrer un camino mas ayornado a la actual realidad que atraviesa la sociedad, debiendo ante todo cubrir las necesidades de los vecinos y para ello se hace imperioso trazar un plan flexible y realista, un proceso que permita una mejora en la calidad del actuar policial para que la policía deje de ser un “servicio público” para convertirse en un “servicio al público”.

Empieza un nuevo camino para la policía santafesina, Víctor Sarnaglia asumió el enorme compromiso de erradicar “vicios” incorporados dentro de las fuerzas, y principalmente llega con la misión de reeditar la importancia de los “valores” y el sentido de “vocación de servicio” que deben dignifican el correcto accionar policial, recuperar el respeto y el compromiso en los policías con su tarea diaria permitirá con certezas, que vuelvan a defender con honor el uniforme que portan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *