¿Qué pasó con la nariz de Lord Voldemort?

Por todos es sabido que el villano Lord Voldemort no tiene nariz sino un par de rendijas reptilianas para respirar. ¿Cómo llegó a ese estado?

No todas las dudas que podamos albergar sobre los misterios de las historias más populares son necesariamente de gran importancia para su intriga. En cuanto a las novelas de la británica Joanne K. Rowling y las adaptaciones cinematográficas sobre Harry Potter, el joven mago que sobrevivió al letal ataque del malvado Lord Voldemort cuando era solo un bebé y que, luego, vivió múltiples y peligrosas aventuras en el Colegio Howgarts de Magia y Hechicería y fuera de él porque le seguía acechando, una pregunta ridícula pero curiosa que uno puede hacerse es qué diantres pasó con la nariz de Voldemort. Porque cuando era conocido como Tom Riddle sí la tenía. Cuando era conocido como Tom Riddle, el futuro Lord Voldemort aún tenía nariz

Helen Armitage habla en Screen Rant de que algunos fanáticos de Harry Potter han sugerido que este mago oscuro perdió su nariz humana de la siguiente manera: el veneno de serpiente es uno de los ingredientes indispensables de la poción elaborada por Peter Pettigrew, el infame y traidor Colagusano, para el bebé espeluznante de Lord Voldemort en Harry Potter y el Cáliz de Fuego —tanto en la novela publicada en 2001 como en el filme dirigido por Mike Newell en 2005—, de modo que el ADN reptiliano modifica su rostro y le deja con ese amenazador aspecto serpentino. Pero esto no resulta convincente porque entra en contradicción con unas indicaciones de Rowling.

nariz lord voldemort

Warner Bros.Si aceptamos para la ficción que el rostro es el espejo del alma, Voldemort perdió su nariz humana al tiempo que perdía su propia humanidad

En la novela Harry Potter y el Príncipe Mestizo (2005), su autora explica que, mucho antes de que Pettigrew cocinara esa poción maligna, Tom Riddle se reunió con Albus Dumbledore porque quiere postularse para el puesto de profesor de Defensa contra las Artes Oscuras, y que ya por entonces se estaban produciendo cambios en sus rasgos faciales hacia una calidad de serpiente. Así que lo más probable es que, a medida que experimentaba con las Artes Oscuras y los actos execrables, “su apariencia gradualmente se volvió tan distorsionada como lo que quedaba de su alma retorcida”. Una lógica aplastante si aceptamos para la ficción el dicho de que el rostro es el espejo del alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *