Rosario Central: Toco Fondo

En la noche de martes por Copa Argentina, Central  buscaba recuperarse de las dos derrotas consecutivas de la Superliga y de la salida intempestiva de Edgardo Bauza como entrenador.

El último campeón de esta competencia había dispuesto un mix de titulares y de aquellos que no eran tenidos muy en cuenta para afrontar este partido, Pablo Ferrari debutaba en el cargo con la obligación de cambiarle la cara al equipo.

La dirigencia le recalco al Loncho que la prioridad es la Superliga, sumar puntos es de sumar urgencia para el canalla para no tener que padecer el calvario de los promedios el torneo próximo.

Por esa razón el equipo que enfrento a Sol de Mayo de Viedma, equipo que marchaba último en la zona 1 del torneo Federal A, tenía una impronta diferente. Salvo Ledesma, Cabezas, Molina, Barrera, Aguirre y Riaño, el resto jugadores con un puñado de partidos encima.

Esto debía a priori alcanzar para llevarse una victoria, nada de eso paso, Sol de Mayo controlo las acciones, dispuso de una actitud de juego superior a la del canalla y no extraño que Federico Reyes primero y Lucas Malacarne después pusieran al ignoto equipo del sur del país, dos a acero arriba en el marcador.

Cuando la desazón ganaba  a los hinchas de Central en el Estadio Brigadier López, los ingresos de German Herrera y de Camacho por los intrascendentes Lioi y Barrera, permitió mediante un arrebato de entusiasmo de los recién ingresados y el oportunismo de Claudio Riaño por partida doble. que empataran el partido.

Faltaban 25 minutos y las posibilidades del canalla estaban más latentes que nunca para dar vuelta la historia, los minutos finales no tuvieron la gravitación esperada, el nerviosismo le gano la pulseada al fútbol. Consecuencia la definición se trasladaba a los penales.

Situación repetida en las historias de Central en la Copa Argentina con Eduardo Coudet y con Edgardo Bauza, esta vez el destino de los doce pasos le tenía preparada una sorpresa.

La serie se extendió durante cinco remates por bando, hasta que German Herrera tomo la pelota con confianza, pero su disparo reventó el travesaño y dejo librado el destino de Central en las manos de Jeremías Ledesma. Esta vez el héroe de la anterior edición no pudo con la historia, el remate de Lucas Malacarne derrumbo no solo el arco canalla sino la ilusión precoz de los hinchas.

Rosario Central quedo eliminado en primera ronda, el cartel de Campeón vigente no le  alcanzo para continuar en la competencia, los rostros de los jugadores de cara al piso, el desconsuelo de los simpatizantes en Santa Fe fueron señales inequívocas, que a pesar de las buenas intenciones de Ferrari y compañía, el canalla toco fondo y debe replantearse el futuro, sino quiere sumar  nuevos desencantos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *