Rosario Violenta: Brutal balacera a metros de una escuela a la hora de ingreso de alumnos.

El ataque fue esta mañana y tuvo como blanco una casa en Barra al 3600, frente a la Escuela 1.318. El motivo del tiroteo sería un conflicto con uno los ocupantes de la vivienda dentro de un boliche.

Una brutal balacera se produjo esta mañana en Barra al 3600. Fueron al menos doce tiros contra una casa ubicada frente a la Escuela Nº1318 “De la Comunidad Eva Perón” en el momento en que todavía había chicos ingresando al establecimiento. Pudo ser una tragedia, pero a pesar del fuerte tiroteo no hubo heridos.

El incidente fue alrededor de las 8 y se habría desencadenado por un conflicto interpersonal. El ataque, de acuerdo a las primeras informaciones, fue perpetrado por al menos dos personas que dispararon desde el interior de un auto en movimiento.

Una mujer que vive en la casa que fue blanco del ataque, y que prefirió no dar a conocer su nombre, dijo que el hecho sería una venganza por una discusión que tuvo un familiar suyo con otra persona dentro de un boliche. “Algunos padres retiraron a sus niños, pero para nosotros era más seguro que se quedaran en la escuela”

“No tengo diálogo con mi hermano, hace mucho que no tengo nada que ver, no sé porqué vienen y hacen daño acá que tengo las criaturas. Pudieron matar a un nene. A los que hicieron esto les pido conciencia. Están todos locos, no les importa la vida nadie. Yo no me meto con nadie, vivo sola con mi hijo. Y vienen y hacen este desastre”, expresó con angustia la mujer.

Testimonios obtenidos en el lugar indicaban que la balacera se produjo cuando aún había muchos chicos que ingresaban a la escuela ubicada en frente de la casa. El hecho causó la lógica alarma y desesperación de padres y de los docentes. “Había chicos y papás en la puerta de la escuela y otros que venían en camino”

Una docente narró a Canal 3 la situación que se vivió esta mañana: “Escuchamos una serie de disparos seguidos. Yo pensé que era el caño de escape de una moto. Miré para afuera, pero como la gente seguía transitando normalmente y por eso creí que fue eso. Pero después me enteré que habían sido disparos. Una maestra contó que vio pasar a alguien corriendo con un arma”.

La maestra manifestó que en el momento del tiroteo “había chicos y papás en la puerta de la escuela y otros que venían en camino. Cuando supimos que eran disparos comenzamos a llamar a que todos entraran a la escuela. De hecho formábamos en el patio, la ceremonia del izamiento de la bandera ya había empezado, y resolvimos hacer ingresar a los chicos a las aulas por miedo a una bala perdida”.

“Algunos padres pasaron a retirar a sus niños, pero para nosotros era más seguro que se quedaran en la escuela, a resguardo. Era mejor estar en la escuela, que caminando por la calle”. Algunos se llevaron a los chicos, que estaban más seguros adentro de la escuela que estar caminando por la calle cuando no se sabía bien qué había ocurrido”.

Fuente: La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *