Rosario Violenta: Un ataque a balazos dejó como saldo, un hombre y un niño de 10 años heridos.

El pequeño recibió un impacto en una pierna y está fuera de peligro, pero a la otra víctima una bala le atravesó la cara y está grave. El ataque sucedió anoche contra una casa en la zona sur.

Un ataque a balazos anoche contra una casa ubicada en 1º de Mayo al 4700 dejó como saldo dos heridos: un nene de 10 años y en un hombre de 47. El niño sufrió una lesión leve en una pierna, mientras que la otra víctima, un changarín del barrio, recibió un tiro que le atravesó el rostro y quedó internado en estado reservado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

El violento episodio sucedió alrededor de las 20.30 en 1º de Mayo y pasaje Lavalleja. De acuerdo al testimonio de vecinos de la zona, un grupo de hombres que se movían en una camioneta de color gris y un auto pasaron por el lugar y sin mediar advertencia efectuaron varias detonaciones de arma de fuego.

Más allá del hecho concreto, en las inmediaciones apareció una nota que podría explicar el móvil del ataque y que estaría vinculado con un pedido de una banda mafiosa para que la familia que vive en ese lugar desaloje la propiedad, en una metodología que ya se ha visto en otras oportunidades y en casos similares.

“Mejor que se vayan de la casa urgente o los vamos a matar a todos. Con la mafia no se jode!!!”, rezaba un cartel escrito con lápiz y en mayúsculas en una hoja de papel de cuaderno.

Testigos del hecho indicaron que en ese momento había muchos chicos en la calle, y otro jugando al fútbol en el predio que hay cerquita de donde fue el hecho.

La policía recogió en el lugar al menos 13 vainas servidas. Como consecuencia de este ataque recibieron heridas Agustín B., de 10 años, y Mauricio A., de 47. El chico recibió un tiro en una pierna y fue derivado al Hospital Víctor J. Vilela. Según fuentes policiales se encontraba fuera de peligro.

Con relación a Mauricio A. trascendió que recibió un plomo en el rostro con orificio de entrada y salida y en hombro izquierdo. El hombre fue trasladado al Heca, donde quedó internado en estado reservado.

“Había muchos chicos porque acá juegan a la pelota en la calle. Gracias a Dios no pasó un desastre. Después que pasó todo, los chicos querían seguir jugando, pero nosotros no quisimos saber nada”, manifestó una vecina.

Fuente: La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *