Roy López Molina blanqueó su ruptura con Angelini y lo acusó de ser funcional al socialismo.

La historia detrás del quiebre.

Corría el mes de noviembre del 2018 cuando Roy López Molina salio del escenario político, se rumoreaba entonces un fuerte encontronazo con quien es el presidente del PRO en Santa Fe, Federico Angelini. El celular del concejal no respondía ningún mensaje a los máximos dirigentes del espacio en la provincia.

Sergio Alcázar

Su “futura” candidatura para Intendente estuvo signada por la dudas hasta ultimo momento, las conjeturas entonces apuntaban a un distanciamiento irreconciliable entre ambas figuras preponderantes en la estructura política de Cambiemos.

La desaparición autoinfringida por el edil rosarino encendió todas las alarmas, pues en esa etapa, Roy gozaba de poder de fuego en el electorado rosarino, el final de su exilio coincidió con el retiro de la candidatura para gobernador de Angelini, fue un fuerte rumor nunca confirmado ni tampoco desmentido que la orden para bajar la candidatura del legislador santafesino vino directamente de Balcarce 50, Buenos Aires y con la impronta del mismísimo Marcos Peña.

Sin Angelini en el camino, Roy López Molina depuso su esquiva actitud para presentarse y fue candidato del espacio en las elecciones generales del pasado 16 de junio, incluido algún sobresalto como el ocurrido la noche de cierre de listas, cuando Roy en el Hotel Los Silos de Santa Fe amenazo nuevamente con no presentarse.

El dia que la ruptura se hizo pública.

En la jornada de ayer durante la presentación de los nuevos concejales en Rosario, Roy López Molina voto por María Eugenia Schmuck en lugar de hacerlo por algún integrante de su espacio, allí las acusaciones de traición hacia su persona que se hicieron escuchar con fuerza dentro de Cambiemos.

Después de los comicios del 16 de junio, Roy ya tenia decidido irse de su espacio, este medio en su editorial del 22 de junio pasado da cuenta de la ausencia del concejal a un acto del Presidente Macri en la ciudad de Rosario, mas precisamente en el Club Ciclón, ese puntual hecho marcó un quiebre definitivo en la historia López Molina – Angelini.

“Me voy a expresar respecto a la mentira de plantear que todo el sector de Cambiemos que represento se va a otro partido político, eso no es así. Sigo formando parte de Cambiemos, sigo presidiendo el bloque que funciona hace dos años en el Concejo”, se defendió el concejal ante las acusaciones de los miembros del espacio que pertenecía.

López Molina denunció sin demasiadas vueltas que “Federico Angelini encabeza la estrategia de llevar a Juntos por el Cambio debajo del socialista Miguel Lifschitz”, en clara alusión de un notorio acercamiento entre las partes en el ultimo tiempo tendiente a condicionar al gobierno de Perotti a cambio de “algunos favores” para integrantes del espacio que representa.

Roy redobló la apuesta de exponer la estrategia del actual diputado nacional de “Juntos por el Cambio” manifestando: “Creemos haber evitado esa estrategia de llevar a Cambiemos al abismo, desde la vicepresidencia primera trataremos de expresar los valores de nuestro partido, ya que Cambiemos ha logrado conservar espacios de discusión clave para la ciudad que viene”, aclaró de esa manera, el porque de su postura.

Cambiemos en Rosario tendrá de ahora en mas otra fisonomía, el dirigente que mas aglutina capacidad de voto empieza un camino diferente, aunque trate de maquillarla,  la historia de Roy dentro del PRO esta terminada, mientras busca “reinventarse” para encarar con una nueva impronta el futuro, mientras tanto, sinceró una situación que estaba en ciernes, la relación López Molina y Angelini ha llegado a su fin, habrá que acostumbrarse a verlos, de ahora en mas transitando sus vidas políticas, por caminos separados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *