Santa Fe: Descubrimiento macabro en Guadalupe Oeste

Todavía son más los interrogantes que las certezas en torno del misterioso hallazgo de un esqueleto enterrado en una vivienda de barrio Guadalupe Oeste, en un pasillo abierto (sólo hay una puerta de reja) que da a la siempre muy concurrida avenida Aristóbulo del Valle, a la altura del 7700

Los restos óseos fueron encontrados accidentalmente por dos albañiles que trabajaban en esa propiedad, por pedido de la dueña, una mujer jubilada que había decidido hacer refacciones para instalar un local comercial.

Los trabajadores habían recibido la orden de levantar un viejo contrapiso y fue al quitar esos escombros que quedaron espantados.

Ese mismo día, jueves 28 de febrero, en horas de la siesta, peritos de la Policía Científica trabajaron por horas en la escena, recolectando huesos y todo otro elemento que pudiera ser de interés para la causa.

Se supo que la casa había estado alquilada hasta hace aproximadamente dos meses atrás, cuando se marcharon los últimos ocupantes. Previamente, en base a testimonios de vecinos, no habrían sido pocos los inquilinos que pasaron por el lugar.

Fuente: El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *