La política y su advertencia: “Cocodrilo que se duerme, es cartera”

Es una expresión que se suele utilizar cuando una persona no actuó en el momento adecuado y, por eso, salió perdiendo en una situación. Si te descuidás, podés perder un puesto de trabajo, un cliente o en política, una oportunidad para ganar.

El itinerario de los “posibles” candidatos en Santa Fe de cara a las intermedias de este año  los encuentra a todos afinando sus estrategias y poniendo en funcionamiento  sus radares para que nada se escape a su conocimiento. Se los ve muy activos, intentando mostrarse  a través de las redes mediante los buenos actos que realizan y  mirando de frente al escaparate del electorado santafesino.

Hablando de frentes, en el Progresista santafesino no solo atienden con puntualidad “el juego de los errores” de la gestión del oficialismo sino que sus dirigentes se debaten en los avatares de una soñada ampliación política del espacio, la cual por lo visto ha tenido, desde ya, un fuerte rechazo entre los puristas del socialismo.  Bonfatti y Di Pollina fueron los mas vehementemente a la hora de la negativa y  Lifschitz, por su parte, rechaza públicamente cualquier acuerdo con el PRO,  pero mantiene con Horacio Larreta una relación en las penumbras de la política, casi profana para la esencia del espacio. Todo sea por ganar una elección estará pensando para sus adentros el ex gobernador rosarino, convengamos que algo de esto entiende, no?

Los radicales del Frente con Pullaro a la cabeza insisten en abrir la puerta a nuevos actores mostrándose distendidos y poco preocupados por la ideología, principios y linaje de los que se sumen. Para ellos, el fin justifica los medios y no se mueven de esa postura, a pesar de las voces en contrario que se generan en el propio partido. Los trapitos nunca se sacan al sol en el espacio de Lifschitz, los últimos días hubo reuniones entre los popes del Frente Progresista con fuertes cruces verbales entre los participantes y nada se filtró,  más allá de alguna pista que en susurros compartió algún presente del encuentro con este medio. El “todo queda puertas adentro del vestuario” parece cumplirse con una puntualidad suiza en la comarca de Miguel Lifschitz. En eso son muy prolijos, nobleza obliga reconocerlo.

Pero antes de ponerse a pensar en el armado de listas,  el Frente Progresista deberá sortear un obstáculo insalvable, las elecciones en el Partido Socialista. “Era en abril el ritmo tibio” cantaría Baglietto, más que tibio  promete ser un mes caliente cuando se diriman las autoridades del espacio. Di Pollina, Bonfatti y Lifschitz con sigilo y presteza trabajan para presentar sus listas con la mira puesta en quedarse con el control de la herramienta política. “Al final fumaran la pipa de la paz” nos advierte un avezado dirigente socialista, razón no le falta, porque los antecedentes indican que siempre ha terminado así. Pero !atenti!, hay  promesa de algunos sismos de baja intensidad y cortocircuitos variados que le pondrán algo de “pimienta” al convite electoral partidario.

En el peronismo también se “activan” sus dirigentes para llenar de contenido sus prontuarios y biografías de campaña, “Es mejor que sobre y que no falte” aconseja el dicho. Maria de Los Ángeles Sacnun apareció en variadas actividades en el departamento General López junto a la ministra Silvina Frana. La senadora nacional en sus redes matiza publicaciones con elogios para Cristina Kirchner y actividades en el territorio santafesino. La estrategia de la legisladora parece estar orientada a acumular meritos para poder exponer a la hora de los “porotos” o del armado de listas teniendo al Instituto Patria como apéndice de su estrategia.

Roberto Mirabella – la carta de Perotti –  el otro senador en cuestión,  ha decidido tomar el camino más largo, convencido que la sociedad hoy tiene preocupaciones más urgentes que andar pensando en elecciones. El rafaelino no se sale de su libreto, recorre la provincia priorizando atender los problemas de la gente. “Ya llegara el tiempo de ocuparnos de los comicios” repite como un mantra cada vez que le consultan sobre su candidatura. Obviamente el tiempo dirá si estaba en lo correcto….

Uno que no se duerme es Marcos Cleriquien mantuvo esta semana reuniones con el secretario de la UOM, Antonio Donello y con Franco Bartolacci rector de la UNR. El diputado nacional tiene claros sus objetivos de generar acuerdos con distintos actores de la política santafesina para darle forma a una estructura que avale su sueño íntimo: ser gobernador de Santa Fe. Habrá que ver si le alcanza la nafta para alcanzar su deseo.

Otro que sorprendió a propios y extraños fue el senador provincial Armando Traferri, se lo vio en posteos en sus redes sociales con actividades de profundo contenido familiar. “No es el Pipi, me lo cambiaron”  expresó en tono jocoso un viejo peronista asombrado por el cambio en la imagen del sanlorencino. El senador esta decidido a dejar atrás el pasado inmediato que lo vinculó con la corrupción y esta en modo “Claudio Maria Domínguez”, el gran dilema para él es saber si el santafesino así también lo entiende.

En Juntos por el Cambio hace rato se pusieron manos a la obra,  Federico Angelini como es su costumbre siguió agregando actividades a su estatus de relacionista nato del espacio. Para el presidente del PRO santafesino lo que no se puede gestionar, se compra hecho, por eso monitorea los pasos de Carlos Reutemann y  esta al tanto de lo que haga Miguel Del Sel sobre su posible regreso a la política. Ah,  tampoco reniega de poner las fichas a Lifschitz en caso de no avanzar sus otras iniciativas.

La grieta será un “compañero fiel” de las expectativas del espacio que “por ahora, solo por ahora conduce Mauricio Macri”, para eso primero deberá acomodar la casa en Santa Fe, ya que José Corral y Roy López Molina están decididos y convencidos de dar batalla en una interna, ambos dirigentes se muestran prolijos y ordenados en lo político, esperando que esa mesura se traduzca en acompañamiento de la gente, y si nos remitimos a los radicales de la provincia que andan alborotados, queriendo jugar en todos lados, sus expectativas se tornan mas que reales.

Mientras tanto……las tratativas llevadas adelante por Álvaro González dieron sus frutos ya que Amalia Granata se reunió con Horacio Larreta para ir tanteando el terreno. El PRO esta interesado en la periodista, la única cuestión negativa para esta alternativa es que Amalia no mide bien en Rosario, bastión de Cambiemos en las ultimas elecciones, eso le jugaría en contra. “Nadie es profeta en su tierra” podría aducir para defenderse la ex panelista. Solo queda por verse si esta historia tiene sustento alguno..

Pablo Javkin es otro que esta en la mira calibrada del Jefe de Gobierno de CABA y para el intendente rosarino, Larreta es una referencia política que al menos,  lo seduce. El vínculo de Javkin con Lifschitz es el de un “matrimonio por conveniencia”, aclaran prestamente desde el seno del dirigente radical rosarino. ¿Cuanto durará esa relación?, dependerá de cuanto duren los beneficios políticos para ambos y principalmente, de lo resistente que sea la cuerda que se tensa continuamente entre ellos.

Son tiempos para los espacios políticos de intentar “ser y parecer” lo más posible, porque en los caminos de las campañas, valen tanto los hechos como las palabras si lo que se busca es generar empatia con el electorado. Lo que no esta permitido para los decidieron anotarse en la partida electoral es detenerse y quedarse quieto, la inacción puede llegar a pagarse muy caro, los lugares que se abandonan se ocupan con demasiada facilidad, como “la silla del que se fue a Sevilla”.

“Cocodrilo que se duerme es cartera” reza el cartel colgado en la puerta de entrada de las elecciones intermedias de este 2021 y no son pocos los que ya empiezan a prestar atención a la advertencia…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *