Sarnaglia: “Trato de ser un Jefe de Policía digno para una policía digna”

Víctor Sarnaglia es el Jefe de Policía de la provincia de Santa Fe en un momento complejo, difícil, con un recurrente pedido de la sociedad santafesina por mas seguridad, él insiste en cada concepto revalorizar a la fuerza y devolverle el sentido de compromiso con la ciudadanía

Sarnaglia trasunta simpleza a la hora de hablar, sin retóricas cuenta que ingresó a la “policía por hambre y porque no tenia otras opciones”, que no se trataba de vocación, solo lo empujó entonces la necesidad de un trabajo y en su crecimiento profesional recuerda con afecto aquel amigo que a los 18 años le “metió ideas locas en la cabeza” y que escribió un poema que fue una guía que lo acompañó durante toda su carrera, “cuando patrulles la ciudad y sientas que tu misión sagrada es custodiarla”, recita de memoria ese primer verso con la misma unción que “un padre nuestro”.

El Jefe de Policía reconoce lo difícil que fueron los comienzos, porque era una profesión “excretada”, tanto que un profesor suyo de secundaria no le quiso firmar el certificado de estudio porque consideraba “una vergüenza” querer ingresar a la policía, y  hasta su padre le hizo prometer dejar la fuerza si se recibía de abogado, ya que consideraba que el sueldo era bajo, el trabajo  mucho y el riesgo demasiado grande.

Sobre el actual momento de virulencia delictiva en Santa Fe, Sarnaglia se explayó con su particular visión del escenario: “Si hay narcotráfico es porque hay adictos y eso es un problema de salud, si hay robos de celulares es porque hay quien los compra y eso es un problema de cultura, si las bandas solucionan sus problemas a los tiros es porque somos una sociedad violenta y eso hay que reconocerlo”, admite el funcionario.

Sarnaglia también analiza el presente de la fuerza de seguridad, al respecto puntualizó: “La mística de ser policía fue destruida, eso tiene que ver con las conductas, esta es una sociedad materialista que necesita que los servidores públicos no sean materialistas para intentar cambiar algo, yo antes de asumir percibía que el vecino tenia miedo y se sentía abandonado por el estado que fue un socio ausente y eso fue generando una sensación de impunidad e inseguridad”, remarcó.

La máxima autoridad policial de la provincia aceptó el desafío de conducir los destinos de la policía en un contexto tan álgido como el actual, y reconoce los motivos que lo empujaron a esa decisión, “Primero me vino a buscar el gobernador y no le pude decir que no y a partir de ese hecho me plantee comenzar un camino para mejorar el futuro, por eso volví, entiendo las manifestaciones que se hacen en Santa Fe  que dicen que la gente quiere seguridad y eso se logra teniendo una policía adecuada,  que la tenemos que hacer, que debe resurgir de las cenizas de lo mejor de la fuerza”, resaltó Sarnaglia.

Y agregó: Yo siempre le inculco a los nuevos oficiales que sean la policía que les gustaría que atendiera a su propia familia y sean el jefe que le gustaría haber tenido, porque de esa manera la gente va recuperar la confianza en la fuerza, antes que eso, los policías tienen que volver a creer en la policía, porque ellos reconocen “que no saben lo que tienen que saber, que no tienen lo que tienen que tener y que no cobran lo que tienen que cobrar, allí hay que buscar los motivos para producir el cambio deseado”, señaló Sarnaglia.

Luego continuo su análisis sobre las razones de la crisis en la policía y al respecto expresó: “Tenemos un problema de diseño, tenemos planes de estudios destinados a producir técnicos en seguridad y no policías, la gente pide una determinada policía que no existe, se las tenemos que dar, tenemos que involucrar a la gente, el gobierno tiene que entender que un vecino es un usuario al que tenemos que escuchar e informar al cual no le podemos esconder las estadísticas, hacer saber la realidad, diagnosticar el problema es el principal paso para encontrar la solución”.

Sarnaglia aclara las atribuciones de la fuerza policial y establece la diferencia con el accionar de la justicia, “Hay que medir a la policía por los delitos que evita más que por los que esclarece y los dictámenes policiales no son los que la gente común espera, la justicia trabaja sobre el pasado y la policía debe hacer del futuro algo mejor”, apuntó con convencimiento.

Para terminar Sarnaglia confiesa un deseo íntimo, “escribir un manual de investigaciones criminales” porque considera que en la escuela de policía no se enseña a investigar correctamente y allí apunta dejar su legado, mientras pide a los policías que no dejen de ser un vecino mas, que viste un uniforme para cuidar a otros vecinos, por eso su preocupación diaria para que los policías de la provincia se levanten sabiendo que tienen un jefe que los defiende y da la cara por ellos. Trato de ser un Jefe de Policía digno para una policía digna”, concluyó con una frase que encierra la prédica de todo su trabajo.

Fuente: Comunas & Vecinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *