Se bajó el oferente de la licitación para adquirir los penes de madera y estaría por caerse la compra

Se trata de Esteban Nielsen, quien no presentó la garantía de mantenimiento en el plazo estipulado y se autoexcluyó de la contienda por los penes de madera

Se estaría por caer la licitación del Ministerio del Salud para comprar dispensadores de preservativos, penes de madera y maletines. Es que el mejor oferente, un joven de la provincia de Córdoba, no presentó la garantía de mantenimiento en el plazo estipulado y se autoexcluyó de la contienda.

Según afirmó Esteban Nielsen, “tenía 48 horas para presentar la garantía de mantenimiento de oferta (un pagaré) y no la mandé, lo cual es causal de desestimación no subsanable”.

Con la compra se buscaba adquirir 10 mil penes de madera, 10 mil maletines de polipropileno, y 10 mil dispensadores blancos que serán utilizados como materiales de promoción para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

De acuerdo al expediente administrativo emitido por la Secretaría de Acceso a la Salud de la Nación, “los insumos solicitados permitirán asegurar una amplia disponibilidad de materiales de promoción cuya finalidad sea concientizar y evitar la propagación de enfermedades de transmisión sexual tales como el VIH y otras ITS en el marco de la Ley N°23.798″.

Los mismos serían distribuidos en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS), regiones sanitarias, programas provinciales, municipales, y en establecimientos públicos de todo el país vinculados a la salud. Los principales destinatarios serían “la población en general y al personal de salud”.

El monto asignado por el Ministerio de Salud para los tres materiales asciende a $13.371.100, pero solo una de las ofertas se acercó a esa cifra.

El martes pasado tuvo lugar el proceso de apertura de la licitación en el que se presentaron cuatro oferentes: Buhl S.A.; Marketing Dimensión S.A.; Melenzane S.A.; y Carlos Esteban Nielsen. El único que cotizó por los tres renglones fue Nielsen, con un valor total de $14.870.000. Sin embargo, cuando evaluó los números finales, llegó a la conclusión de que no era un buen negocio por lo que decidió bajarse de la contienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *