Tomás Berra: “No fui un jugador que dejó su huella en Central”

Tomás Dvoretzky

Tomas Berra nació en Rosario un 19 de Febrero de 1991, desde su metro noventa y un centímetros de altura impone presencia y marca condiciones en cualquier zaga, realizó todas las divisiones inferiores en Rosario Central, club del cual es hincha, el día de su debut en la primera canalla reemplazando a Lisandro Magallan dejó una frase que representó muy bien su amor incondicional por la camiseta auriazul, “lo soñé desde muy chico y me preparé toda la vida para debutar en Central” manifestó entonces el zaguero.

Pero el fútbol muchas veces es insensible a los sentimientos y Berra tuvo que dejar Central para intentar tener continuidad en otro club, así pasó por Godoy Cruz de Mendoza, por Arsenal, por Santamarina de Tandil hasta que un día armó las valijas y se fue a probar suerte en S.S.D. Citta di Messina de la Serie D de la Liga Italiana. Hoy afianzado en el fútbol del viejo continente nos comparte su presente en  Italia y las sensaciones de su pasado en Central, a la distancia entre la melancolía y la nostalgia, recuerda su paso por el canalla.  

¿Es difícil vivir en estos momentos en Italia por el coronavirus?

El tema del coronavirus ha generado un poco paranoia con razón, en las ultimas horas han muerto más treinta cincuenta personas, así que es justo que la gente este preocupada, yo por suerte vivo en una zona de montaña y la verdad, que no hay mucho movimiento, estoy un poco a salvo de todo eso. En las grandes ciudades se vive con otra locura, con otro fervor lo que está pasando, con razón obviamente, pero bueno, yo gracias a dios estoy exento de todo esto.

¿Qué nos podés comentar del ascenso italiano?

El nivel de la Serie D de Italia es muy bueno, tiene un nivel muy alto, hay equipos de esta categoría que tranquilamente podrían jugar en una Primera Nacional y algunos en la Superliga de la Argentina corrigiendo un par de cosas, pero es alto el nivel. La verdad que es un fútbol lindo, los equipos juegan bien, hay canchas muy buenas , le faltaría alguna u otra cosa, pero la verdad estoy muy conforme con mi presente acá.

Tomás Berra esta desde el año 2018 en el S.S.D. Citta di Messina de la Serie D de Italia.

¿Te adaptaste rápido al fútbol italiano?

Me costó al principio un poco lo que es el idioma, pero después con el correr de los meses prácticamente lo estaba hablando con normalidad, es fácil, simple, el día a día te va adaptando muy rápido, teniendo en cuenta que yo no lo había estudiado nunca al italiano.

¿Te gustaría volver a la Argentina?

Si claro, extraño Argentina sin dudas, se extraña la familia, las reuniones, los asados, los cumpleaños, la Navidad, el Año nuevo, pero son decisiones, creo que tome la correcta al venir para acá y sin dudas volvería a jugar en la Argentina, pero sabiendo que jugar en Argentina también tiene muchas cosas malas.


Tomás Berra realizó todas las inferiores en Rosario Central: debutó en novena división en el año 2005 y jugó 139 partidos (12 goles). Disputó su primer partido en reserva en el año 2009, sin embargo con el descenso de Central a la B Nacional tuvo que sumar minutos en la primera local.​ En junio de 2012 firmó su primer contrato profesional. Debutó oficialmente en Rosario Central el 24 de marzo de 2013 ante Atlético Tucumán, ingresó en el segundo tiempo por Rafael Delgado como lateral izquierdo. Ese año Central terminó primero en el torneo y ascendió a la Primera División de Argentina. Foto: Rosario Central.

¿Con qué momento de tu paso por Rosario Central te quedas?

Me quedo con todo porque crecí ahí, a los seis o siete años ya estaba jugando en las inferiores, hice toda mi vida allá, hasta el día de hoy me sigo hablando con los utileros de las inferiores, cuando vuelvo a Rosario voy a los predios. De mi paso por Rosario Central me quedo con cada momento, el debut en la reserva, el debut en primera, los clásicos contra Newells, jugar Copa, con el día a día, con la gente y con el cariño que te demuestra el hincha de Central, va a sonar muy tonto lo que te voy a decir pero es una locura ir a un shopping y que la gente te diga “suerte el domingo”, hay personas que no lo va a entender nunca porque no ha jugado en un equipo tan grande como Central, es hermoso lo que te pasa, vivirlo así es increíble. No fui un jugador que dejó su huella como otros grandísimos jugadores, pero a mí con ese pedacito ya me alcanza y me sobra.

Tomás Berra festejando el triunfo de Rosario Central en un clásico rosarino, partido que se disputó en el Gigante de Arroyito en el año 2014, este encuentro lo gana el Canalla 2-0.

¿Por qué no tuviste muchos minutos en cancha cuando llegó Eduardo Coudet a Rosario Central?

Estuve lesionado cuando llegó el, yo arrancaba la pretemporada y me resentí de la lesión de la pubalgia, empecé con los tratamientos y estuve prácticamente parado hasta fines de octubre de ese año, es decir sin jugar entre siete u ocho meses. En un momento de la lesión no encontraba el resultado positivo porque la pubalgia no tiene solo un porque, no tiene una cura como las otras lesiones, puede ser por millones de factores, hasta que me opere en agosto y la rehabilitación llevó dos o tres meses, cuando me di cuenta en octubre, el torneo estaba por llegar a su fin y quedaban muy pocas fechas por jugarse y me puse lo mejor físicamente posible y volví a jugar en reserva los últimos tres partidos del campeonato, después cambie de club y me fui a Godoy Cruz y allí arrancó otra historia.

Tomás Berra hoy lejos de Rosario Central, a los 29 años no olvida al club que lo vio nacer, el amor por la camiseta no sabe de fronteras y por eso mantiene inalterable el recuerdo de haber jugado en el canalla y a pesar de no haber dejado su huella en la historia del club, atesora con orgullo todas las sensaciones vividas de aquel sueño cumplido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *