Traferri denunció a los fiscales: “Santa Fe, una provincia donde los patos le tiran a la escopeta”

Suena hasta profano pero es una realidad,  tan inverosímil como las estrofas del tema el “Reino del revés” de Maria Elena Walsh. El martes último el abogado del senador provincial Armando Traferri, José Luís Vázquez presentó una denuncia por incumplimiento de funcionario público y abuso de autoridad contra los fiscales Matías Edery y Luís Schiappa Pietra.

Según el letrado del sanlorencino  “hubo dolo e intención de perjudicar” a su defendido en la causa que lo tiene como imputado de ser el principal organizador de una asociación ilícita que manejaba el juego clandestino en la provincia y que tenia al empresario Leonardo Peiti, como el capitalista.

La respectiva denuncia fue presentada este miércoles en el Ministerio Público de la Acusación acusando a los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos y señalando, entre otras cosas, que son funcionales al ex ministro de Seguridad, Marcelo Saín en la disputa política que mantiene hace un tiempo con el senador por el Departamento San Lorenzo.

Vázquez en dialogo con el programa “Todos en la Ocho”, de LT8 señaló que “desde el 18 de diciembre que venimos solicitando que archiven las actuaciones contra mi defendido. Se lo pedimos telefónicamente y por correo, y no lo hicieron. Eso demuestra que hay un dolo e intención de perjudicar y no cumplir con el primer deber que tiene un funcionario público, que es hacer lo que la ley manda”, enfatizó el abogado,  adjudicándose para si mismo la razón de los hechos.

Lo que resulta poco claro en el mensaje del representante legal de Traferri es entender porque existió tan férreo blindaje de impunidad hacia el senador de parte de la mayoría de los legisladores del recinto de la cámara alta del congreso de la provincia,  si le asistían tantas certezas sobre su inocencia. Hubiera sido todo mucho más transparente y más simple si el propio Traferri se hubiera puesto a disposición de la justicia  – como cualquier hijo de vecino de la provincia – para ser investigado y probar de esa manera que son solo falacias las causas que se le atribuyen.

Al contrario de ese acto de fe,  el senador decidió desde el primer momento aferrarse a sus fueros para evitar cualquier juzgamiento, algo que puede generar – en el santafesino de a pie – sutiles sospechas sobre su posible participación en los acontecimientos que los fiscales con un fuerte convencimiento, le imputan. 

Vázquez de manera recurrente les endilga culpas a los fiscales, nunca – en todo este tiempo de la causa- desmintió y brindó justificaciones firmes para desechar con argumentos validos cada una de los hechos que según los fiscales lo incriminan y lo señalan como un actor principal de los negocios que se generaron alrededor del juego ilegal.

Dicen que “la mejor defensa es un buen ataque”, el abogado del sanlorencino ha tomado ese atajo para culpar sistemáticamente a los fiscales de haber montado una acusación sin fundamentos sobre Traferri afirmando que “los mismos quieren seguir haciendo política como lo hicieron desde un principio con esta causa. Les interesa poco Peiti. Hay un enfrentamiento político antiguo entre el ex ministro de Inteligencia Marcelo Saín contra el Senado y en particular contra Traferri, y estos dos fiscales son operadores políticos de Marcelo Saín”, reiteró Vázquez, no moviéndose un ápice de su estrategia acusatoria.

Los fiscales Edery y Schiappa Pietra siguen perseverando en que hay pruebas contundentes que ubican a Traferri en el centro de la escena de muchas actividades relacionadas con el manejo del negocio del juego clandestino, y que consideran son suficientes como para juzgarlo. Del otro lado del mostrador José Luís Vázquez insiste en “tener el material que demuestra lo contrario y que hay un documento de 30 páginas donde se puede apreciar que todo lo que dijeron los fiscales es mentira”. Mientras los santafesinos esperan aunque sea por una sola vez un gesto de política y de la justicia en la lucha contra la corrupción.

Denuncia Del Senador Traferri contra los fiscales by La Voz de Rosario on Scribd

El gobernador Omar Perotti reafirmó en estos días  su decisión de seguir librando hasta las últimas consecuencias la lucha contra la connivencia que exista entre el delito y la política. “Al que le quepa el sayo que se lo ponga” parece ser el tenor del mensaje del mandatario provincial hacia la clase dirigencial. Traferri lejos de despojarse de las acusaciones por los carriles normales, ha decidido librar una batalla sin cuartel contra los abogados que pretenden investigarlo, generando de esa manera una situación irregular e inaudita en la justicia.

El caso Traferri a puesto patas para arribas las instituciones  y se ha burlado de la independencia de los poderes. En Santa Fe el imputado pide que se juzgue a los fiscales, algo tan loco y descabellado como pensar “ a la escopeta más preocupada por los patos, que a los patos por la escopeta” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *