Un sábado súper caluroso en Rosario

La ola de calor que azota a Rosario y la región no afloja. Después de una semana abrasadora, con jornadas tórridas y con el sol cayendo a pleno sobre la ciudad, el fin de semana asoma sin cambios. Amaneció con el cielo despejado, límpido y sin nubes a la vista y húmedo. La temperatura, aun temprano por la mañana, trepó a los 22 grados y la humedad, el aire se sentía pegajoso, era del 77%.

Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), este sábado 23 de enero pasará de algo a parcialmente nublado y, por la tarde, cuando los rayos del sol alcancen su mayor fuerza, se espera una temperatura máxima de 33 grados. El viento será calmo, soplando del este a 7 km/hora, y apenas se sentirá. El único alivio frente al agobio del día será una buena hidratación.

Mañana, domingo, la perspectiva es similar, mucho calor, pero con nubes amenazadoras desde la mañana temprano. Es que la previsión oficial alerta sobre la posibilidad de que por la tarde el tiempo se descomponga y lleguen las tan ansiadas lluvias. Se esperan tomentas aisladas, con caída de precipitaciones y actividad eléctrica moderada. Pero será un alivio temporario, ya que por la noche el temporal pasará.

El lunes, primer día hábil de la semana, el clima volverá a ser sofocante, el cielo estará parcialmente nublado y las temperaturas serán altas. Será otra jornada para andar en calma, más si se tiene que trabajar al sol, para evitar el golpe de calor. Igual hoy, si se busca refresco en una salida al aire libre, ya sea en el parque o en el río, lo recomendable es buscar refugio en l sombra y beber agua a menudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *