Una persona mayor tiene el doble de posibilidades de tener un diagnóstico tardío de VIH.

Las personas mayores tienen dos veces más posibilidades de tener un diagnóstico tardío de VIH que la media de la población porque a pesar de que pudieron haber pasado por el sistema de salud, ni ellos ni los profesionales consideran el riesgo de que tengan el virus, dijeron especialistas por el Día Mundial de Lucha contra el Sida que se conmemora el domingo.

Según el último Boletín sobre el VIH, Sida e ITS en la Argentina, publicado ayer por la Dirección de Sida, ETS, Hepatitis y TBC, el 36,5% de los diagnósticos se realizan cuando la persona ya tiene un evento clínico (marcador o no de Sida) o cuando tiene bajas sus defensas (que se miden con la presencia de los CD4).

Mientras que en el caso de los mayores de 55 años, el 60% llega con diagnóstico tardío (65% varones y 55% mujeres).

El Boletín publica que la tasa de varones que viven con el virus de 55 a 64 años es de 11,5 por cada 100 mil habitantes, mientras que en los varones mayores de 65 desciende a 2,7; en el caso de las mujeres, la tasa para la franja de 55 a 64 es de 4,3 por cada 100 mil habitantes, y para mayores de 65 es de 0,5.

Además compara dos momentos de las nuevas notificaciones y señala que en el período 2010-2012 el 0,1% de los nuevos diagnósticos fueron de mujeres entre 65 y 69, mientras que en el período 2016-2018 el porcentaje era el doble, convirtiéndose en uno de los tres grupos, junto a varones de 15 a 29 años y mujeres de 40 a 54, que se incrementaron.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *