Una refugiada haitiana de 36 años que padece epilepsia está desaparecida desde el viernes.

Se trata de Polonne Jerome, una joven afrodescendiente que al momento de ser vista por última vez vestía remera blanca, pollera negra y una pañoleta roja en la cabeza.

Una refugiada haitiana de 36 años que hace seis vino a la Argentina con su madre para escapar del desastre humanitario en su país, permanece desaparecida desde el viernes pasado en Plaza Miserere y su familia la busca en forma desesperada ya que padece epilepsia y no sabe hablar español, informaron hoy sus familiares.

“No tuvimos más noticias de ella, por eso ya hicimos la denuncia en la Comisaría 20. Estamos esperando y también buscando por nuestro lado”, dijo Marie Carius, hermana de Polonne que vive desde hace 17 años en Buenos Aires, donde da clases.

La docente explicó que Polonne, su hijo de 12 años y la madre de ambas salieron a tomar el tren Sarmiento rumbo a la localidad bonaerense de Merlo, donde viven esta familia de refugiados.

“Entraron a la Plaza Miserere por Rivadavia y Catamarca, pero cuando estaban caminando en dirección a la estación de trenes, mi mamá se da vuelta con el nene antes de cruzar la calle Bartolomé Mitre, y ya no estaba más.

La buscaron por la plaza, volvieron a mi casa por las dudas haya regresado, pero no estaba y tampoco se fue sola a Merlo”, contó. “Mi mamá no puede explicarse en qué lugar se queda, si es en la plaza o en la calle Mitre.

La verdad es que no sabemos qué pensar porque ella estaba re bien, hablando”, agregó Marie. Polonne tiene epilepsia, una enfermedad que mantiene bajo control con medicación, pero que cada tanto la hace convulsionar.

“Una vez le pasó que le dio el ataque estando sola en la calle, pero las personas que pasaban llamaron a la ambulancia rápido y le avisaron a mi mamá.

Yo pienso que si hubiera tenido un ataque, cualquier persona que la viera llamaría a una ambulancia: pero fuimos tres veces al Hospital Ramos Mejía y nadie entró con las características de mi hermana”, dijo.

Otra posibilidad es que “se haya desorientado y tomado en otra dirección”, perdiendo de vista a su madre e hijo, porque no tiene otro lugar donde ir ya que “no tiene amigos o conocidos, ni pareja” en Argentina.

La familia autorizó que por cualquier información, podrán comunicarse con los teléfonos 1162267114 o 1126998359.

Fuente: Agencia Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *