Unicef y una campaña para evitar que niños mueran por falta de agua

Según datos ofrecidos por el organismo, más de 700 niños menores de cinco años mueren cada día a causa de diarrea ocasionada por una deficiente higiene y falta de agua.

La directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, advirtió que los países deben tomar acciones “urgentes” para que los niños tengan acceso al agua limpia, ya que cada día mueren 700 menores de cinco años por la diarrea causada por la mala higiene.

“Estamos hablando de servicios básicos, pero si los Gobiernos no toman acciones es muy difícil que los centros de salud, hogares y escuelas tengan agua limpia, jabón y acceso a servicios sanitarios.

Los Gobiernos tienen un rol muy importante en el sector”, dijo Fore en una entrevista a Efe durante la Reunión Mundial de Ministros de Agua, Saneamiento e Higiene que se realiza en Costa Rica.

Además, una de cada cuatro escuelas primarias carece de servicios de agua potable y uno de cada cuatro centros de salud no tienen acceso a servicios básicos de agua limpia, mientras que uno de cada cinco no tiene facilidades de saneamiento.

“Diariamente nosotros perdemos 700 niños y eso es algo prevenible, que puede ser cambiado. ¿Por qué dejamos que esto suceda?”, cuestionó.

Fore señaló que “millones de mujeres dan a luz donde los doctores no tienen agua distribuida a través de tuberías, no tienen jabón para lavarse las manos y no tienen equipo esterilizado, lo que puede provocar infecciones”.

Unicef indicó también que 2.100 millones de personas viven sin agua potable en sus hogares y 250 millones de personas practican la defecación al aire libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *