Violencia de género: Se duplicaron los casos en Santa Fe el último año.

En un año se duplicaron las denuncias de violencia contra las mujeres en Santa Fe Se trata de los casos que llegan al Estado y conforman el Registro Único de Violencia contra las Mujeres. La mayoría ocurren en el ámbito familiar, por cuestiones domésticas y durante la noche. 

El ministerio de Desarrollo Social, a través de la Subsecretaría de Políticas de Género, junto al Instituto Provincial de Estadísticas y Censos presentaron este jueves las estadísticas del Registro Único de Violencia contra las Mujeres (RUVIM) pertenecientes al año 2018.

El encuentro, encabezado por la subsecretaria de Políticas de Género, Gabriela Sosa y el director del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos de la provincia de Santa Fe, Jorge Moore, se realizó en la sede de la subsecretaría de Políticas de Género, Corrientes 2879. 

Del informe se desprende como dato central los 22.023 casos de violencia contra mujeres registrados en toda la provincia durante 2018, siendo el tercer cuatrimestre el de mayor cantidad de casos: 8.117. Lo sigue el segundo cuatrimestre, con 7.136 casos; mientras que en el primero se denunciaron 6.770.

De este total —22.023 casos— el 30 por ciento denunció que ha sido víctima de más de una situación de violencia. Así, son 22.023 situaciones que involucran a 12.595 mujeres (porque se registran todas las situaciones que una mujer denuncia). El doble de casos El RUVIM comenzó a funcionar hace dos años y pudo recabar la información del segundo y tercer cuatrimestre de 2017, siendo el año pasado el primero en el que se pudo obtener y procesar una cifra total.

“Es importante poder empezar a comparar las estadísticas del registro”, resaltó Sosa. “Si aumenta la violencia o no lo podremos saber con la continuidad de la estadística y otros elementos más territoriales”.

Cabe recordar que el RUVIM surgió en el marco de la Ley Nª 13.348 constituyéndose como una herramienta de trabajo en conjunto y articulación con diferentes áreas del Estado y organizaciones sociales con el objetivo de aportar datos suficientes para evaluar y profundizar las políticas públicas vinculadas a erradicar la violencia contra las mujeres.

Por el momento, sólo son comparables las estadísticas del segundo y tercer cuatrimestre de 2017: 8.850 casos, con las del mismo período del año pasado: 15.253.

Con ello se puede armar que se duplicaron los casos. “Estas estadísticas deben incidir en forma directa en las políticas públicas, en relación a la dinámica de la violencia a nivel territorial, y mejorar así el abordaje de las víctimas”, dijo Sosa.

La acción concreta de la gran cantidad de movimientos feministas santafesinos —como en el resto del país y el mundo— iniciaron un proceso de transformación sociocultural que está en marcha. Sin embargo crecen las estadísticas sobre la violencia contra las mujeres.

Pese a ello, “somos optimistas, porque comenzaron a visibilizarse situaciones que antes no llegaban al Estado y quedaban en el ámbito doméstico”, reflexionó Sosa en busca de una interpretación de los fríos números.

“El crecimiento del número del registro es positivo porque las mujeres comienzan a identificar el derecho a vivir libres de violencia, que antes les era vulnerado”, agregó, y finalizó la idea: “Todavía hay muchas resistencias culturales y políticas, porque no contamos con una ley de paridad de género ni una ley de educación que incluya la Educación Sexual Integral (ESI), por ejemplo”.

Fuente. El Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *