Violencia en Rosario: la Iglesia exige políticas públicas “decididas y valientes”

A través de una carta publicada en Facebook, el Equipo Arquidiocesano de la Pastoral del Arzobispado pidió a los gobiernos “mayor responsabilidad”.

A través de una carta abierta publicada en su cuenta de Facebook, el Equipo Arquidiocesano de la Pastoral Social del Arzobispado de Rosario reclamó a los distintos niveles de gobierno “mayor responsabilidad” y les reclamó poner en práctica políticas públicas “decididas y valientes” para poner fin a la escalada de violencia en Rosario que produjeron gran cantidad de víctimas, inlcluidos niños, en los últimos tiempos.

Nos pronunciamos una vez más ante la escalada de muerte y agravios contra la vida evidenciados no sólo por la inseguridad, el narcotráfico, los femicidios, y las violencias interpersonales sino por otros síntomas de esta terrible enfermedad: desempleo, pérdida del poder adquisitivo de salarios y jubilaciones, pobreza, hambre y desnutrición, deficiencias educativas ,destrato a los ancianos y enfermos, abusos y abandono de niños, aborto, adicciones, enfermedades evitables, discriminación, corrupción, manipulación mediática de las conciencias y una larga lista de calamidades profundizadas por el tiempo transcurrido sin acciones que las corrijan y por la pandemia”, publicaron hoy en un comunicado en Facebook.

“Hoy -agregaron desde el Arzobispado- como en ese momento decimos que las causas hay que buscarlas en nuestros corazones cuyas mezquindades se reflejan en las estructuras injustas y deshumanizadas que nos oprimen”.

“Insistimos como entonces en que todos tenemos responsabilidades pero que es mayor la de los que más recursos y poder tienen. Por eso se acentúa la de aquellos a quienes los ciudadanos hemos elegido para gobernarnos y gestionar los asuntos del Bien Común“, expresaron en un claro reclamo a los diversos niveles del Estado.

Desde el Arzobispado expresaron que “es demasiado el dolor y el miedo de nuestra gente que a su vez sufre más porque siente que no recibe respuestas“.

“Nosotros como Iglesia, con nuestras limitaciones y pecados pero animados por la Fe y la Esperanza en Cristo, asumimos nuestra parte y ofrecemos seguir dialogando y trabajando con todos los sectores, abrazando y escuchando a las víctimas, acompañando y asistiendo a quienes más lo necesitan como lo hemos hecho especialmente en estos tiempos de COVID”, agregaron en otra parte de la misiva.

Fuerte reclamo al Estado

“Pero sobre todo rogamos a Dios, a quien nuestra Constitución Nacional reconoce como ‘fuente de toda razón y justicia’ para que ilumine a las autoridades nacionales, provinciales y municipales y las mueva a poner en práctica las políticas públicas decididas y valientes que la hora exige por el bien de todos”, reclamaron con firmeza sobre el final de la nota.

“En este Año de San José, padre tierno y protector, miramos su ejemplo y no bajamos los brazos mientras pedimos que el grito del Pueblo sea atendido: Basta de violencia, queremos vivir en paz y con justicia!!!“, cierra el mensaje del Arzobispado.

Fuente: La Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *